• 28-oct-2020.

Nuestras Historias

  • Cuando nos quitamos el sombrero ¡hasta casi desaparecerlo!

    Cuando nos quitamos el sombrero ¡hasta casi desaparecerlo!

    Marco A. Villa. Historiador

    Cuando llegaron los sesenta, la mayoría de la gente optaba por mostrar el pelo. Muchas figuras de México y el mundo imponían las modas que los demás imitaban, ¡y ya no había más sombrero coronando sus cabezas! Influyeron tal vez desde la apabullante preferencia por el automóvil cerrado, hasta el uso de la vaselina para engomar el cabello.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “En tiempos de don Porfirio”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “En tiempos de don Porfirio”

    México, 1940

    Marco Villa. Historiador

    Obra inaugural de la llamada “añoranza porfiriana”, esta cinta evoca las costumbres sociales de aquella clase alta, a la vez que rinde un homenaje a su tradición musical.

  • El escritor español Blasco Ibáñez contra los revolucionarios

    El escritor español Blasco Ibáñez contra los revolucionarios

    Javier Villarreal Lozano

    Ibáñez plasmó en varios textos su postura referente a la Revolución mexicana y los personajes que figuraron en ella. Por ejemplo, fue crítico con el sonorense que llegó al poder por medio de un golpe contra Carranza.

  • Carranza y los ladrones, la historia negra de la Revolución

    Carranza y los ladrones, la historia negra de la Revolución

    Javier Villarreal Lozano

    Otros relatos de Ibáñez reflejan la calidad moral de los líderes de México. Con excepción de Carranza, todos buscan beneficio personal, roban a la primera oportunidad y son cínicos al respecto. Desde relojes hasta automóviles, cada robo es justificable bajo su idea de justicia revolucionaria.

  • Blasco Ibáñez y la historia negra de la Revolución

    Blasco Ibáñez y la historia negra de la Revolución

    Javier Villarreal Lozano

    El novelista de médula republicana que fue Blasco Ibáñez cuenta: “Cuando salí de la República [mexicana], a principios de mayo, el presidente Carranza era ya un vencido y preparaba su retirada a Veracruz. Al llegar a Nueva York, supe que había escapado… y que andaba vagando en las montañas con unos cuantos fieles”.

  • Un japonés en el teatro de Bellas Artes

    Un japonés en el teatro de Bellas Artes

    Tennessee Williams y Seki Sano en el teatro mexicano

    Ricardo Lugo Viñas. Historiador

    Voces. Cuchicheos. Rumores. Así inició la leyenda en el seno del medio actoral mexicano de la década de 1930. Se corría la voz de que un extraño japonés impartía clases en un galerón del tercer piso del Palacio de Bellas Artes. Los incrédulos asistían para comprobarlo. Forrado en un oscuro traje, cojo de una pierna, lento y puntual. Detrás los negros anteojos de pasta, unos ojos rasgados y un rostro bilioso, proclive a la explosión. Mordisqueaba un pipa eternamente humeante.

  • Pages