• 8-abr-2020.

Biografías

  • Juan García Esquivel, el músico que vino de Marte

    Juan García Esquivel, el músico que vino de Marte

    A cien años de su nacimiento
    Ricardo Lugo Viñas

    Por las noches, a mediados de los años sesenta, era común verlo llegar en su límpido Cadillac rojo al Stardust, un prestigioso hotel y casino de Las Vegas. Frank Sinatra lo había invitado a que preparara un espectáculo para presentarlo allí, pues consideraba que todo el mundo debía escuchar esa portentosa música que no se parecía a nada antes hecho; que sonaba al espacio, a sorpresa, a otro mundo. Lo conocían como Esquivel.

  • El gran escritor Alfonso Reyes

    El gran escritor Alfonso Reyes

    Luis Salmerón

    Reyes fue considerado en su época como el principal animador de la investigación literaria en México. Con el tiempo, se consolidó como uno de los mejores críticos, ensayistas y prosistas en lengua española del siglo XX.

  • Ignacio Zaragoza, ¿cómo fueron los funerales de tan distinguido hombre?

    Ignacio Zaragoza, ¿cómo fueron los funerales de tan distinguido hombre?

    Más allá del momento cumbre en su carrera, ¿cuál fue el protocolo a seguir tras su muerte?
    Gerardo Díaz

    Tanto el nombre de la ciudad de Puebla como el de algunas de sus calles fueron cambiados para honrar a Zaragoza, el joven general que triunfó en la batalla del 5 de mayo de 1862, pero que murió unos meses después.

  • Felipe Berriozábal

    Felipe Berriozábal

    Luis A. Salmerón

    La labor del general Berriozábal fue determinante para la defensa de los fuertes de Loreto y Guadalupe y la victoria del ejército nacional en mayo de 1862.

  • Miguel Negrete

    Miguel Negrete

    Luis A. Salmerón

    Pese a sus cambios de bando durante el convulso siglo XIX, el general Negrete es considerado un héroe por su destacada participación en la batalla contra los franceses en 1862.

  • El mariscal Bazaine

    El mariscal Bazaine

    Comandante del ejército francés en el imperio de Maximiliano
    Alfonso Milán

    La toma de Puebla se había convertido en una obsesión para la milicia francesa y no se podía dar el lujo de ser derrotada una vez más, como aquel 5 de mayo.

  • Pages