• 6-mar-2021.

Álvaro Obregón

  • Venustiano Carranza sale sereno a su cita con la muerte

    Venustiano Carranza sale sereno a su cita con la muerte

    Se abre el telón de la tragedia del presidente Carranza

    Javier Villarreal Lozano

    Tras el Plan de Agua Prieta de abril de 1920, las defecciones en el bando de Venustiano Carranza provocaron un efecto dominó. Se acumulaban las adversidades: focos de insurrección encendidos en varias partes del país, fracaso del candidato que impulsaba, traiciones de amigos y colaboradores, un inocultable debilitamiento de su gabinete y los soldados de Pablo González cerrando el cerco sobre la capital. Para el 5 de mayo don Venustiano estaba perdido.

  • ¿Qué pasó durante la huida de Venustiano Carranza por Puebla?

    ¿Qué pasó durante la huida de Venustiano Carranza por Puebla?

    Testimonios de la ruta a Tlaxcalantongo

    Miguel Ángel Andrade Rivera

    Venustiano Carranza deja Aljibes el 14 de mayo de 1920 –de acuerdo con Luis Cabrera– y se interna en la Sierra Norte de Puebla. Aunque sabe que su situación es crítica, pues viene perseguido por sus enemigos políticos, no demuestra contrariedad, ni desesperanza, ni enojo; viejo lobo de mar en las lides políticas, sabe que los que ayer fueron sus aliados hoy son sus enemigos, pero cree firmemente que puede recuperar el control del país y terminar su mandato constitucional. Sin embargo, caerá muerto.

  • El general Felipe Ángeles junto a Pancho Villa

    El general Felipe Ángeles junto a Pancho Villa

    La etapa guerrera, 1913-1919

    Pedro Salmerón Sanginés

    Después del asesinato de Madero en 1913, Felipe Ángeles fue desterrado por el general Victoriano Huerta. Tras un largo periplo se reincorporó a las fuerzas constitucionalistas en el norte y luego fue comisionado para reforzar a Pancho Villa. Muy pronto encontró su lugar en el Estado Mayor de la División del Norte, y en Villa al amigo y jefe a quien apostó el rumbo de la Revolución.

  • Los orígenes de un extraordinario general: Felipe Ángeles

    Los orígenes de un extraordinario general: Felipe Ángeles

    Un revolucionario hidalguense

    Carmen Lorenzo Monterrubio

    El general Ángeles era delgado y de buena estatura, más que moreno con la palidez que distingue al mejor tipo de mexicano, de rasgos delicados y con los ojos más nobles que haya visto en un hombre. Otros grandes atractivos se encontraban en el encanto de su voz y sus modales. Desde que me lo presentaron percibí en él un par de cualidades, las de la compasión y la voluntad de entender. Me agradó que no toleraba crueldad ni injusticia alguna de sus soldados. (Recuerdos de Rosa King (1912), dueña del hotel Bella Vista en Cuernavaca, en su obra Tempestad sobre México). 

  • El sarcasmo irreverente de Jorge Ibargüengoitia

    El sarcasmo irreverente de Jorge Ibargüengoitia

    ¿Por qué leer Los relámpagos de agosto?
    Rosa Luisa Guerra Vargas

    Con Los relámpagos de agosto, Ibargüengoitia satirizó el género de las memorias militares de aquellos que habían participado en la Revolución. La novela no aludía a los años heroicos del movimiento revolucionario, sino al auge del Maximato callista tras el asesinato de Álvaro Obregón, época en que también ocurrieron los levantamientos de Francisco R. Manzo y Gonzalo Escobar.

  • Recuerdos del Zócalo: “Las fiestas del otro Centenario de la Independencia: la celebración del presidente Álvaro Obregón en 1921”

    Recuerdos del Zócalo: “Las fiestas del otro Centenario de la Independencia: la celebración del presidente Álvaro Obregón en 1921”

    Isabel Tovar de Teresa y Magdalena Mas

    Con motivo de las celebraciones del Centenario de la consumación de la Independencia, en septiembre de 1921 Obregón acudió a la Catedral Metropolitana a rendir homenaje a la memoria de Agustín de Iturbide, en una ceremonia que más tarde provocaría que este personaje fuera proscrito del panteón nacional revolucionario

  • Pages