• 20-sep-2020.

La política como vocación familiar en Ramón López Velarde

Carlos Martínez Assad

Tras la renuncia de Díaz, Madero se congratuló por la aparición de nuevos partidos como el Católico Nacional, en el que militaba Ramón López Velarde, ya que representaban la apertura democrática de su régimen. De hecho, ese órgano lo apoyó en su candidatura de 1911.

 

El interés de López Velarde por la política le venía de casa. En su familia se hablaba de ella desde que era niño, si se considera la carta en la que su padre, el licenciado José Guadalupe López Velarde, como presidente del Club Porfirio Díaz en Aguascalientes, pidió cita al presidente el 20 de febrero de 1903 para “personalmente presentarle a usted nuestros respetos, entregarle unos documentos y dar una explicación verbal respecto de la política en nuestro Estado”.

El maderismo y el catolicismo de López Velarde confluyeron en una misma vocación política, pero su adhesión no lo hacía acrítico; por ejemplo, le parecía un contrasentido la aceptación del coahuilense de la reelección del presidente Díaz (en el momento en que la disputa era aún por la vicepresidencia, para eliminar a Corral), cuando salía a finales de 1908 el libro de La sucesión presidencial en 1910. López Velarde conoció a Madero en la Pascua de 1910, cuando llegó la campaña de este a San Luis Potosí. Allí el líder fue atendido por el grupo político que presidió el doctor Rafael Zepeda y del cual eran vicepresidentes Pedro Antonio de los Santos y Siller, y Ramón fungía como secretario. Lo más importante para él y que nunca olvidaría fue haber saludado de mano a Madero y sentir “orgullo” de militar a su lado. Al parecer estuvo siempre cerca porque volvió a verlo luego de que el candidato fuera detenido, junto con Roque Estrada, en Monterrey, y regresara preso a San Luis Potosí. Allí Madero conoció el resultado de las elecciones del 26 de junio.

El joven aspirante a abogado participó en la fundación del Club Antirreeleccionista de San Luis Potosí a finales de 1911. Apoyó la creación del Partido Constitucional Progresista, creado a instancias de Madero, y más tarde el mismo Ramón fue postulado como candidato a diputado suplente en Jerez, Zacatecas, en julio de 1912, en una fórmula encabezada por Rodolfo L. Elorduy como aspirante a senador propietario. Según las fuentes de su partido, habría triunfado, pero acuerdos fuera de su control le impidieron el acceso a dicho cargo.

 

Carlos Martínez Assad. Doctor en Sociología Política por la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales de la Universidad de París. Investigador emérito de la UNAM y del SNI. Recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013. En 2012 fue distinguido por el INEHRM con el Premio a la Trayectoria en Investigación Histórica sobre la Revolución Mexicana “Salvador Azuela”. Ha coordinado los volúmenes La ciudad cosmopolita de los inmigrantes (2012) y De extranjeros a inmigrantes en México (2008), y es autor de En el verano, la tierra (2014), La Ciudad de México que el cine nos dejó (2010), La Patria en el Paseo de la Reforma (2005), Laboratorio de la Revolución: el Tabasco garridista (2004), Memoria de Líbano (2004) y Los sentimientos de la región (2001), entre otros libros.

 

Martínez Assad, Carlos. “Poesía, política y fe. Ramón López Velarde y el Partido Católico Nacional”, Relatos e Historias en México, núm. 142. Pp. 72-81.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #142 impresa o digital:

Filibusteros modernos. Versión impresa.

Filibusteros modernos. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Ramón López Velarde y el Partido Católico Nacional

Ramón López Velarde, el periodista

Ramón López Velarde, el católico revolucionario

Ramón López Velarde, un católico militante

Ramón López Velarde contra Emiliano Zapata

Ramón López Velarde, poeta consagrado después de la muerte

 

Title Printed: 

Poesía, política y fe. Ramón López Velarde y el Partido Católico Nacional