• 10-ago-2020.

Día del Niño

  • ¿Cómo viven el arte de jugar los niños mexicanos?

    ¿Cómo viven el arte de jugar los niños mexicanos?

    La tradición ancestral de los juguetes populares
    Fondo Nacional para el Fomento de las Artes

    En México existe una diversidad muy amplia de juguetes, entre los que destacan los más populares y tradicionales, elaborados por artesanos de diferentes estados de la República. De origen religioso muchos de ellos, estos artefactos se convirtieron con el tiempo en sinónimos de recreo, divertimento y alegría, además de que han alentado la imaginación de niños y jóvenes. Ahora, incluso, son objeto de colección.

  • “Pelones de hospicio”

    “Pelones de hospicio”

    Durante la Revolución, dependencias como el Hospicio de Pobres, la Casa de Niños Expósitos y las Escuelas Correccionales para Menores trataron de brindar albergue y educación a los desamparados de su época.

  • Kalimán: el Hombre Increíble

    Kalimán: el Hombre Increíble

    La Redacción

    Se convirtió en una de las historietas más populares y vendidas en México y Latinoamérica, condición que mantuvo durante veintiséis años.

  • CRI-CRI

    CRI-CRI

    “El Grillito Cantor” de la vida popular
    Jesús Flores Y Escalante

    El reloj marcaba las 7 de la noche cuando por primera vez, el 15 de octubre de 1934, se escuchó a través de la magia de la radio, una voz singular que decía "¿Quién es ese que anda ahí?, es Cri-Crí, es Cri-Crí, ¿Y quién es ese señor? El Grillo Cantor”. Era la voz de un personaje que cautivó con sus composiciones a niños y adultos, Francisco Gabilondo Soler, creador de un programa que haría historia en las emisiones radiales de la XEW, en aquella época La voz de la América Latina desde México.

  • Los niños héroes del Béisbol

    Los niños héroes del Béisbol

    Gerardo Díaz Flores

    Fueron de victoria en victoria transformando los gritos de repudio y discriminación en alabanzas y aplausos de los aficionados.

  • ¡Prohibido volar papalotes!

    ¡Prohibido volar papalotes!

    Cuando la vida pendía de un hilo
    Enrique Tovar Esquivel

    Al asumir el cargo de virrey de la Nueva España el 20 de septiembre de 1816, el teniente general Juan Ruiz de Apodaca tomó posesión de un territorio que se encontraba en plena guerra intestina con miles de muertos a su paso. Era natural que la población de la ciudad de México fijara su atención en él y esperara expectante sus primeras disposiciones. En los iniciales días, no se observó otra cosa que la aplicación de algunas medidas económicas y visitas a los cuarteles, hasta que el 5 de noviembre apareció impreso su primer bando: ¡una prohibición para volar papalotes en la ciudad!

  • Pages