• 13-nov-2019.

Historia cultural

  • ¿Quién inventó el nombre de “La Catrina”? José Guadalupe Posada, no fue

    ¿Quién inventó el nombre de “La Catrina”? José Guadalupe Posada, no fue

    ¿Catrina o Garbancera del montón?
    Agustín Sánchez González

    Muchos de los grabados más populares de Posada se conocen incompletos, ya que nunca se les presenta con el texto que los acompañaba, lo que ha ocasionado, con frecuencia, una distorsión de los títulos de las obras. Por ejemplo, José Guadalupe Posada jamás realizó ninguna calavera que llevase por nombre “La Catrina”. El nombre real de este famoso grabado era “Garbancera" y su significado se puede decir que, incluso, era lo contrario a una mujer elegante. 

  • Honras fúnebres de los antiguos gobernantes de Texcoco

    Honras fúnebres de los antiguos gobernantes de Texcoco

    Clementina Battcock y Maribel Aguilar

    De acuerdo con el relato del cronista franciscano Bernardino de Sahagún, en el mundo prehispánico nahua había diferentes lugares a los que, luego de la muerte, se dirigía el “alma”... El tipo de fallecimiento determinaba el lugar al que iba cada persona, y las ofrendas colocadas ante los difuntos tenían el poder de actuar en su beneficio durante  su  viaje  a  ese  otro  espacio  ultraterreno  que  les correspondía.

  • POR LOS PANTEONES

    POR LOS PANTEONES

    Agustín Sánchez González

    En medio del ritual de Día de Muertos, que desde entonces incluía acudir a los  panteones a recordar al difunto, en 1897 el caricaturista Eugenio Olvera Medina (1866-1934) publicó este cartón que muestra a dos mujeres, de distintas clases  sociales, en esa fecha en el cementerio.

  • ¿Verde, blanco y rojo?

    ¿Verde, blanco y rojo?

    Las razones de nuestra bandera
    Arno Burkholder de la Rosa

    Nuestra bandera está formada por tres tradiciones diferentes: el pasado indígena, la presencia virreinal y la tradición liberal del siglo XIX. 

  • ¿Cómo eran los galanes y las coquetas del siglo XIX?

    ¿Cómo eran los galanes y las coquetas del siglo XIX?

    El ideal del amor romántico
    Leonardo Cabrera García

    En las clases altas, era común que las jóvenes accedieran al cortejo alentadas por sus familiares. En torno a ellas se organizaban bailes, tertulias, veladas y otros eventos donde solían mostrar su instrucción, belleza o “adornos” como tocar el piano o cantar. Acciones como tirar el pañuelo, agitar o cerrar bruscamente el abanico, eran parte del ritual de cortejo entre hombres y mujeres en el siglo XIX.

  • De "valedores" y "tiros" en las fiestas mexicanas

    De "valedores" y "tiros" en las fiestas mexicanas

    Marco A. Villa

    Minucias de la lengua que perduran

  • Pages