Siglo XX

  • Los tiempos del nacionalismo revolucionario

    Los tiempos del nacionalismo revolucionario

    Arno Burkholder

    Tras el asesinato de Álvaro Obregón en 1928, Plutarco Elías Calles organizó el Partido Nacional Revolucionario, primera forma del partido de Estado para monopolizar la política mexicana y las normas de acceso al poder. Su primer candidato fue Pascual Ortiz Rubio. En 1938, durante el sexenio de Lázaro Cárdenas, el PNR se convirtió en el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), que incorporó como pilares del Estado a las centrales sindicales de trabajadores.

  • La capitulación de Pancho Villa

    La capitulación de Pancho Villa

    Pedro Salmerón Sanginés y Luis Arturo Salmerón

    La firma de la paz entre Pancho Villa y el gobierno de Adolfo de la Huerta hace 100 años, el 28 de julio de 1920, en Sabinas, Coahuila. 

  • La invasión a Veracruz de 1914

    La invasión a Veracruz de 1914

    Leonardo Jiménez

    La invasión estadounidense al puerto de Veracruz inició el 21 de abril de 1914 y se mantuvo hasta noviembre del mismo año.

  • Una guerra contra Estados Unidos en plena Revolución Mexicana

    Una guerra contra Estados Unidos en plena Revolución Mexicana

    Leonardo Jiménez

    Las fuerzas federales acantonadas en Veracruz dispusieron su defensa junto con decenas de civiles que tomaron las armas para contener la invasión.

  • La prensa en el huertismo

    La prensa en el huertismo

    Ricardo Cruz García

    Al presidente Huerta no le importó ocultar que su gobierno censuraba a la prensa. Así lo admitió, sin reparos, ante Nelson O’Shaughnessy, encargado de Negocios de la embajada estadounidense durante su administración.

  • El 15 de julio de 1914 Huerta renuncia a la presidencia

    El 15 de julio de 1914 Huerta renuncia a la presidencia

    El fin del usurpador

    Marco A. Villa

    Lo que sentí al ocupar la presidencia de México, fue algo que no pude ni podré explicar. Me creí el amo de México, el dominador de todo aquel pueblo del que yo había formado parte como uno de los más humildes […] la primera aspiración que tuve en el poder: hacer la paz, engrandecer a los eternamente vejados”.

  • Pages