• 14-oct-2019.

Siglo XX

  • Herencia francesa en la Columna de la Independencia

    Herencia francesa en la Columna de la Independencia

    Francois Dasques

    Edificado a la gloria de los liberadores de la nación en un trasfondo de autonomía recién lograda.

  • Carta a F.

    Carta a F.

    Lorenza Lozano Blanco

    Primer lugar en la Categoría Preuniversitaria del 16º Concurso de Cuento Histórico de la Universidad Iberoamericana y la revista Relatos e Historias en México.

  • Jorge Alberto Manrique, una vida dedicada al arte

    Jorge Alberto Manrique, una vida dedicada al arte

    Elisa Speckman Guerra

    Entre 1982 y 1983, el doctor Manrique fue el primer director del Museo Nacional de Arte, que se decidió ubicar en el antiguo palacio porfiriano de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, en la calle Tacuba del centro de la capital mexicana.

  • ¿Cuándo fue el primer clásico nacional en el Estadio Azteca?

    ¿Cuándo fue el primer clásico nacional en el Estadio Azteca?

    Gerardo Díaz

    Los tapatíos fueron los primeros en presumir un estadio monumental digno para albergar eventos internacionales desde 1960 y tendrían que pasar seis años para que el América pudiese presumir de ello. De igual manera, los números no cuadraban para los capitalinos, que tenían una clara desventaja de juegos sin poder derrotar a su mexicanísimo rival.

  • ¿Madero en la publicidad de los chocolates Larín?

    ¿Madero en la publicidad de los chocolates Larín?

    Marco A. Villa

    Era el personaje del momento y una carta del 30 de mayo dirigida a la empresa Larín no pudo ser mejor prueba; en ella, el coahuilense daba su aval para que la chocolatería usara su imagen en las envolturas de algunos de sus productos.

  • Vasconcelos, el provocador

    Vasconcelos, el provocador

    Su polémica visión de la Conquista y la Independencia
    Carlos Betancourt Cid

    El maestro Vasconcelos siempre se mantuvo atento a explorar las contradicciones de la historia de México; entre su verdad y la de los demás, intercalaba el espíritu de sus convicciones. Por eso, a pesar de que ya no está entre nosotros, su pensamiento y su vida nos siguen provocando.

  • Pages