• 26-sep-2021.

¿Quiénes eran los filibusteros?

Ricardo Cruz García y Gerardo Díaz

Apenas habían pasado tres años de la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo y la adaptación a las nuevas fronteras entre México y Estados Unidos no resultaba nada fácil. El expansionismo norteamericano (hacia el sur) y el llamado Destino Manifiesto eran ideas que convocaban a la acción y que circulaban entre las esferas políticas y las élites, pero también tenían expresiones en la prensa y los sectores populares estadounidenses. Del lado mexicano, aún no cerraba la herida de la separación de Texas y la posterior pérdida de enormes extensiones de territorio nacional.

 

1851: Joseph C. Morehead en La Paz y Mazatlán

En los primeros meses de 1851, Joseph C. Morehead se lanzó a una aventura para separar a Sonora de México, en una sublevación contra el poder central que, según él, era apoyada por sonorenses distinguidos. Veterano del estado sureño de Kentucky, Morehead había participado en la invasión contra México de 1846-1848 y luego se estableció en California. Ante el declive de la “fiebre del oro” en esa región, empezó a reclutar voluntarios con la promesa de hacerse con los yacimientos auríferos de Sonora.

 

1851: un marqués en Sonora

El marqués Charles de Pindray emprendió el primer intento de colonización francesa en México. Llegado en 1850 a San Francisco, donde se dedicó principalmente a la cacería, se enteró de la oferta mexicana para establecer colonias de europeos y logró convencer a otros franceses de que lo acompañaran. Así, a finales de 1851 llegó a Guaymas, Sonora, con alrededor de noventa hombres y recibió formalmente tierras en la antigua misión jesuita de Cocóspera, con el objetivo de poblar la zona y servir de freno a las incursiones apaches. El apoyo del gobierno estatal fue vital para Pindray, pues también se le prometió dinero, mulas, caballos, carros y bueyes para su empresa.

 

1853-1854: William Walker en Baja California y Sonora

El día de su cumpleaños treinta, “un hombre deshecho, intensamente pálido, con una sola bota”, alcanza a balbucear frente a unos soldados: “Soy el coronel William Walker, presidente de la República de Sonora. Deseo rendir mis fuerzas a los Estados Unidos de América”. En la frontera norte de México, cerca del rancho de Tía Juana, el 8 de mayo de 1854 terminaba una aventura filibustera más.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #142 impresa o digital:

Filibusteros modernos. Versión impresa.

Filibusteros modernos. Versión digital.

 

Ricardo Cruz García. Egresado de la maestría en Historia por la UNAM, es profesor de la FES Acatlán de la misma institución. Se ha especializado en el estudio de la prensa mexicana y dedicado a la divulgación de la historia. Editor y colaborador en diversas publicaciones impresas y electrónicas, es autor de Nueva Era y la prensa en el maderismo (UNAM-IIH, 2013).

Gerardo Díaz. Licenciado en Historia por la UNAM. Estudia el posgrado en la misma institución y se dedica a la docencia a nivel medio superior. Se ha especializado en historia militar mexicana, ha colaborado en diversas publicaciones y participado como investigador icongráfico en varias obras históricas.

 

Cruz Garía, Ricardo y Díaz, Gerardo. “¿Quiénes eran los filibusteros?”, Relatos e Historias en México, núm. 142. Pp. 50-59.

 

Recomendaciones del editor:

Filibusteros modernos en el noroeste de México

El filibusterismo, los gobiernos inestables y las nuevas fronteras

Principales invasiones en el noroeste de México

Antonio Meléndrez, el guerrillero que derrotó a William Walker en Baja California

Filibusteros en Centroamérica

Las invasiones de William Walker

 

Title Printed: 

Filibusteros modernos en el noroeste de México