Santos

  • Las dos caras de San Cristóbal

    Las dos caras de San Cristóbal

    Antonio Rubial García

    El mito de San Cristóbal remite a los teomama, aquellos sacerdotes que cargaban los bultos o envoltorios (tlaquimilolli) sagrados de los aztecas durante su peregrinación. Quizá por ello fue rápidamente asimilado en las comunidades indígenas.

  • La Beatita de Pátzcuaro, consuelo para las embarazadas

    La Beatita de Pátzcuaro, consuelo para las embarazadas

    Una mística del siglo XVIII

    Monserrat Ugalde

    La Beatita es considerada como intercesora ante Dios por dos causas principalmente: se le solicita ayuda para aquellas que quieren ser madres y no lo han logrado, o cuando la salud de la mujer peligra durante el embarazo. Para ello aún hoy se reza una oración atribuida a San Francisco de Sales que se vende en puestos de Pátzcuaro. También es conocida por las plegarias para los niños que están por nacer y cuya vida corre riesgo durante el alumbramiento y los niños no bautizados. 

  • San Isidro Labrador, quita el agua y pon el sol

    San Isidro Labrador, quita el agua y pon el sol

    Antonio Rubial García

    A partir de la difusión de su vida y milagros, el pequeño cuerpo “incorrupto” de Isidro fue sacado de su sepultura con mucha frecuencia, pues sus devotos solicitaban contemplarlo de cerca, tocarlo o frotarse con su sudario para obtener curaciones gracias a la reliquia.

  • Historia del apóstol Santo Tomás

    Historia del apóstol Santo Tomás

    Viajero del espacio y del tiempo

    Antonio Rubial García

    El mito criollo fue reelaborado en 1750 por Mariano Fernández de Echeverría y Veytia, conocedor de los papeles de Duarte, y de las menciones de Sigüenza y de Boturini. Este autor, en su Historia antigua de México, recopiló muchas “pruebas materiales” de la presencia del apóstol en América: las cruces “prehispánicas”, como la milagrosa de Huatulco, demostraban la existencia de una predicación primitiva; las huellas de los pies apostólicos, que estaban grabadas en rocas en varias partes, solo podían atribuirse a ese santo; las tradiciones indígenas que hablaban de un sacerdote virtuoso, blanco y barbado y las similitudes entre los nombres de Santo Tomás (llamado también dydimus, el mellizo) y el sabio y piadoso Quetzalcóatl (también conocido como el coate o gemelo divino); la presencia de códices antiguos y tradiciones que supuestamente contenían enseñanzas de clara raigambre cristiana, como la adoración de un Dios creador, la Trinidad, la caridad con los pobres, la monogamia, la veneración de la cruz, el bautismo, la comunión, la confesión y el celibato sacerdotal.

  • Niños mártires de Tlaxcala

    Niños mártires de Tlaxcala

    Violencia y cristianismo en Nueva España

    Antonio Rubial García

    La muerte de los llamados niños mártires fue utilizada para impulsar la cristiandad en Nueva España, pues se basaba en un relato que podía llegar al corazón de aquellos que se horrorizaban con tal infanticidio.

  • San Nicolás de Bari y los Santos Inocentes

    San Nicolás de Bari y los Santos Inocentes

    Los santos invernales

    Antonio Rubial García

    San Nicolás de Bari fue así conocido porque sus restos se trasladaron de Anatolia (hoy parte de Turquía) a la ciudad italiana de Bari, evitando que fuera profanado. Su roja capa de obispo fue asociada con sus milagros, destacando la ayuda a los niños. Por otro lado, todo cristiano conoce la historia de los niños asesinados después del nacimiento de Cristo, con la intención de eliminarlo a él. Sin embargo, la Iglesia debatió mucho tiempo si debían o no canonizarlos.

  • Pages