• martes, 25 de junio de 2019.

Nuestras Historias

  • La mujer que vino del frío, Tina Modotti

    La mujer que vino del frío, Tina Modotti

    Por: Alberto Sánchez Hernández

    En el convulsionado clima de esos años, Modotti descubrió, a través de la lente, el ancho y complejo país que reclamaba las promesas de la Revolución. 

  • Los últimos días de don Porfirio

    Los últimos días de don Porfirio

    Por: Tomás F. Arias Castro

    Los avatares del destino le tenían dispuesto a Díaz un nuevo y significativo encuentro con soldados de la nación gala, solo que en circunstancias muy distintas a las sucedidas el siglo anterior.

  • Neruda ayudó a Siqueiros

    Neruda ayudó a Siqueiros

    Por: La Redacción

    Un comando armado, encabezado por el pintor chihuahuense David Alfaro Siqueiros, tomó por asalto la casa de Trotsky, pues como partidario del comunismo de Stalin, el artista planeaba asesinarlo. 

  • Miguel Cabrera: artista del color novohispano

    Miguel Cabrera: artista del color novohispano

    Por: La Redacción

    Entre sus obras destacan el retrato de Sor Juana Inés de la Cruz, los cuatro lienzos ovalados del crucero de la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, las representaciones del vía crucis de la catedral de Puebla y del martirio de San Sebastián en el templo de Santa Prisca, en Taxco (Guerrero). 

  • Memoria fotográfica de la Revolución mexicana

    Memoria fotográfica de la Revolución mexicana

    Por: La Redacción

    La prensa nacional y la extranjera estaban a la caza de la imagen más dramática, la más impresionante, la que retratara mejor el fragor de la guerra, sus protagonistas y la intimidad de los campamentos militares. 

  • La Conquista en nácar

    La Conquista en nácar

    Veinticuatro extraordinarios óleos con incrustraciones de concha, creados en 1668, narran la conquista de México-Tenochtitlan
    Por: Luis A. Salmerón

    La monumental obra narra una historia que inicia con las naves hundidas por orden de Hernán Cortés en las costas de Veracruz y concluye con la instrucción de “quemar y destrozar los ídolos”.

  • Pages