• martes, 25 de junio de 2019.

La Conquista en nácar

Veinticuatro extraordinarios óleos con incrustraciones de concha, creados en 1668, narran la conquista de México-Tenochtitlan
Por: Luis A. Salmerón

El Museo de América de Madrid conserva una serie de veinticuatro tablas, pintadas al óleo y con incrustaciones de concha nacarada, que narran la conquista de México-Tenochtitlan comandada por Hernán Cortés en el siglo XVI. Estas obras fueron realizadas por los novohispanos Juan y Miguel González, artistas activos a finales del siglo XVII y principios del XVIII que se especializaron en las pinturas incrustadas con concha, a tal grado que de cerca de 250 obras realizadas con esta técnica que sobreviven hasta nuestros días, los González firmaron 85, además de que se les atribuyen otras tantas anónimas.

Contar la historia

Las veinticuatro tablas, de 95 centímetros de alto por 53 de ancho cada una, representan cincuenta escenas de la conquista de México que, por la decoración de los marcos superiores, probablemente fueron pintadas para formar un enorme biombo de casi trece metros de largo o para ser colgadas juntas en serie. Cada uno de los artistas firmó una tabla: Miguel la 9 con la escena 18 y Juan la 24 con las escenas 49 y 50. Al lado de ambas rúbricas aparece la fecha: 1698.

La monumental obra narra una historia que inicia con las naves hundidas por orden de Hernán Cortés en las costas de Veracruz y concluye con la instrucción, de él también, de “quemar y destrozar los ídolos” que habían quedado en la derrotada Tenochtitlan, además de una escena que muestra uno de los navíos usados en la conquista de la ciudad. Los autores quisieron destacar algunos sucesos al presentarlos solos en una tabla completa, mientras que la mayoría presenta dos o tres.

Elaborada 177 años después de la derrota mexica y muy probablemente por encargo del monarca español Carlos II, ya que al morir en 1700 fue inventariada como parte de sus bienes, la serie de los veinticuatro enconchados es una bella muestra de la interpretación española de la conquista de México, donde lo más importante era resaltar la hazaña de Cortés. Tendrían que pasar aún muchos años para que el arte se ocupara de retratar versiones más favorables al pueblo vencido y a los que murieron defendiéndolo.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “La Conquista en nácar” del autor Luis A. Salmerón y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 90.