• 13-dic-2019.

Fray Juan de Zumárraga

Inquisidor en el Nuevo Mundo
Morton, Casa de subastas

Juan de Zumárraga nació en la villa de Durango (Vizcaya, España). No se conoce la fecha exacta, pero se dice que fue entre 1468 y 1478. De lo que sí se tiene certeza es que murió en la Ciudad de México el 3 de junio de 1548 y fue enterrado en la catedral.

Se desempeñó como primer obispo de México desde 1528 y fue consagrado en 1533. En 1546 el papa Paulo III elevó a rango de metropolitana la sede de la Iglesia católica en México y nombró como su primer arzobispo a Zumárraga, aunque falleció antes de recibir la bula correspondiente.

Este fraile franciscano promovió la creación de importantes instituciones dedicadas a la educación, evangelización y atención de los indígenas, como el colegio de Tlatelolco y el Hospital del Amor de Dios. También proyectó la fundación de la Real y Pontificia Universidad de México y contribuyó a establecer la primera imprenta de América en 1539.

Resulta interesante saber que en 1535 Zumárraga fue nombrado inquisidor apostólico de México, cargo en el cual llevó a cabo decenas de causas, en especial contra indígenas.

Su trabajo como inquisidor es recordado por procesar al indígena Carlos Ometochtzin —bautizado de acuerdo con el ritual católico—, señor principal de Texcoco y quien se dice que era nieto de Nezahualcóyotl. Zumárraga lo acusó de idolatría y de seguir realizando sacrificios humanos como ofrenda a sus dioses, por lo que lo mandó a quemar vivo. Por esta acción, el franciscano fue reprendido por el inquisidor general debido a que los indígenas no debían recibir tales castigos por ser nuevos en la fe cristiana.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “Fray Juan de Zumárraga” del autor Morton, Casa de subastas y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 56.

 

Si deseas consultar otras entradas asociadas a este tema semanal, haz clic en la etiqueta TS Inquisición, en la barra inferior.