• 16-oct-2021.

Edificio Chihuahua en Tlatelolco

Gerardo Díaz

Esta inmensa mole de concreto que fuera testigo de la matanza del 2 de octubre de 1968, fue erigida como parte del Conjunto Urbano Nonoalco-Tlatelolco, de moderna y funcional arquitectura ideada por Mario Pani. En palabras del escritor Carlos Monsiváis, esta zona habitacional representaba “la utopía del México sin vecindades”.

 

Inaugurado en 1964, el Chihuahua es parte hoy de un grupo de edificaciones simbólicas integrado por la Plaza de las Tres Culturas, la zona arqueológica de Tlatelolco, el templo de Santiago y la Torre Tlatelolco, que alojara a la Secretaría de Relaciones Exteriores hasta hace poco.

Con sus tres módulos, 58 metros de altura y catorce pisos sobre una planta baja, el inmueble resguarda la memoria de grandes momentos acontecidos en la capital nacional, pero también la de la tragedia de los cientos de ciudadanos alojados en él, como la mencionada masacre del 68 y el sismo de 1985.

El Chihuahua aún mantiene detalles que lo convirtieron en un clásico de la arquitectura funcionalista de la época: terrazas intercaladas entre sus pisos, como la del tercero, que ocuparon los oradores del Consejo General de Huelga, periodistas y fotógrafos la tarde de aquel 2 de octubre; sus paredes forradas de azulejos venecianos azules, frente a las que se formó a los estudiantes arrestados ese día; los pisos de cantera rosa, donde otros más fueron tendidos; o los amplios elevadores de metal desde donde los miembros del Batallón Olimpia sorprendieron a la dirigencia del mitin.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #150 impresa o digital:

José Yves Limantour. Versión impresa.

José Yves Limantour. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre sitios históricos de México, dé clic en nuestra sección “Usted está aquí”

 

Title Printed: 

Edificio Chihuahua en Tlatelolco