• 5-ago-2021.

Marco Villa

  • El 15 de julio de 1914 Huerta renuncia a la presidencia

    El 15 de julio de 1914 Huerta renuncia a la presidencia

    El fin del usurpador

    Marco A. Villa

    Lo que sentí al ocupar la presidencia de México, fue algo que no pude ni podré explicar. Me creí el amo de México, el dominador de todo aquel pueblo del que yo había formado parte como uno de los más humildes […] la primera aspiración que tuve en el poder: hacer la paz, engrandecer a los eternamente vejados”.

  • Dos “niñas bien” en Europa

    Dos “niñas bien” en Europa

    Marco A. Villa. Historiador

    El viaje de las hermanas Larráinzar durante el imperio de Maximiliano

  • ¡El juego perfecto!

    ¡El juego perfecto!

    La hazaña de los niños regiomontanos que maravilló al mundo del beisbol en 1957.

    Marco A. Villa

    Los mexicanos han ganado tres veces la Serie Mundial de los niños: en 1957 con el juego perfecto de Ángel Macías; en 1958 con un excelso picheo de Héctor la Malita Torres, y en 1997 remontando el marcador al hacer cuatro carreras en la última entrada. Los tres equipos han sido de Nuevo León.

  • Los Habsburgo. Soberanos del mundo

    Los Habsburgo. Soberanos del mundo

    Una dinastía de época

    Marco A. Villa

    Reseña del libro Los Habsburgo. Soberanos del mundo. Autor: Martyn Rady. Barcelona, Taurus, 2020, 504 p.. Precio: 299 pesos (e-book).

  • Historiografía en tiempos globales

    Historiografía en tiempos globales

    Una historia global

    Marco A. Villa

    Reseña del libro Historiografía en tiempos globales. Autores: Ingrid Simson y Guillermo Zermeño (eds.). Berlín, Tranvía, 2020, 322 p.. Precio: 700 pesos.

  • La historia de la máquina de escribir

    La historia de la máquina de escribir

    Una historia plasmada en qwerty

    Marco A. Villa

    Hubo un tiempo en el que la máquina de escribir tuvo que dejar el despacho al que solía estar destinada para vivir palmo a palmo con su propietario la odisea del trabajo periodístico, literario, estudiantil y hasta burocrático. A veces, simplemente era recreación: llevarla consigo a cualquier vacación, para en algún momento escribir algunas letras a un ser querido. Este cambio supuso también que dejara de ser ese pesado armatoste que no todos podían cargar cada que tenían que mudarla.

  • Pages