• 4-jul-2020.

Historia del arte

  • Un penacho para México

    Un penacho para México

    En 1940 el expresidente Abelardo Rodríguez dona la réplica del llamado penacho de Moctezuma al Museo Nacional
    Marco A. Villa Juárez

    “Duplicado del famoso escudo [sic] de Moctezuma. Su costo será de veinte mil pesos”.

  • La cabezota de Cárdenas

    La cabezota de Cárdenas

    Un monumento colosal en Tlapehuala, Guerrero
    Ricardo Cruz García

    Era la década de los setenta del siglo pasado y al parecer se había dado una pequeña fiebre por erigir tremendas cabezotas.

  • La mujer que vino del frío, Tina Modotti

    La mujer que vino del frío, Tina Modotti

    Alberto Sánchez Hernández

    En el convulsionado clima de esos años, Modotti descubrió, a través de la lente, el ancho y complejo país que reclamaba las promesas de la Revolución. 

  • Miguel Cabrera: artista del color novohispano

    Miguel Cabrera: artista del color novohispano

    La Redacción

    Entre sus obras destacan el retrato de Sor Juana Inés de la Cruz, los cuatro lienzos ovalados del crucero de la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, las representaciones del vía crucis de la catedral de Puebla y del martirio de San Sebastián en el templo de Santa Prisca, en Taxco (Guerrero). 

  • La Conquista en nácar

    La Conquista en nácar

    Veinticuatro extraordinarios óleos con incrustraciones de concha, creados en 1668, narran la conquista de México-Tenochtitlan
    Luis A. Salmerón

    La monumental obra narra una historia que inicia con las naves hundidas por orden de Hernán Cortés en las costas de Veracruz y concluye con la instrucción de “quemar y destrozar los ídolos”.

  • México visto por Pietro Gualdi

    México visto por Pietro Gualdi

    El pintor italiano realizó sus obras artísticas más impresionantes entre 1838 y 1851
    Luis Arturo Salmerón

    En 1841 se publicó uno de los álbumes ilustrados de paisajes y monumentos más célebres de nuestro país durante el siglo XIX: Monumentos de Méjico, del italiano Pedro Gualdi.

  • Pages