• martes, 11 de diciembre de 2018.

Iglesia católica

  • Casa Borda, la más grande mansión de la capital de Nueva España en el siglo XVIII

    Casa Borda, la más grande mansión de la capital de Nueva España en el siglo XVIII

    Por: Guadalupe Lozada León

    La Casa Borda fue construida en 1775 por el reconocido arquitecto barroco Francisco de Guerrero y Torres. En el siglo XX la antigua mansión tuvo usos muy variados.

  • Don José de la Borda, el “Fénix de los mineros” en Nueva España

    Don José de la Borda, el “Fénix de los mineros” en Nueva España

    Por: Jacques Paire

    Uno de los últimos biógrafos de don José nos ofrece una nueva mirada sobre aquel joven francés nacido a principios del siglo XVIII, quien al llegar a Nueva España desarrolló un talento inusual para rescatar vetas abandonadas en las minas y así convertirse en el propietario de una inmensa fortuna. Tras la muerte prematura de su esposa, De la Borda replanteó sus metas y consagró sus bienes y sus hijos al servicio de Dios, para dejar como su más grande legado la iglesia de Santa Prisca, en Taxco.

  • Virgen María, Madre del Niño Jesús

    Virgen María, Madre del Niño Jesús

    Por: Con información de Arqueología Mexicana

    Desde la Edad Media se impulsó la oración del "Ave María". Es, después de Dios y de Jesús, la figura más venerada en la Iglesia católica. Les compartimos el "Ave María" en una interpretación sublime de Maria Callas. 

  • El mito del padre Pro

    El mito del padre Pro

    Por: Carlos Martínez Assad

    El mito del padre Miguel Agustín Pro nació el día de su asesinato, el 23 de noviembre de 1927, cuando el general Roberto Cruz, por órdenes directas del presidente Plutarco Elías Calles, lo fusiló en la Inspección de Policía (donde hoy está el edificio de la Lotería Nacional), sobre la avenida Reforma de la ciudad de México. El mismo día fueron pasados por las armas el ingeniero Luis Segura Vilchis, Humberto Pro Juárez y Juan Antonio Tirado Arias. 

  • ¿Mártir, beato y santo?

    ¿Mártir, beato y santo?

    Padre Pro
    Por: Pablo Serrano Álvarez

    Miguel Agustín Pro Juárez se describía como un “zacatecano hablador, barretero, sinvergüenza, pelado guarachón que huele a pulque y escupe por el colmillo”. Esta autocaricatura daba algunas pistas de su origen, trayectoria y modo de ser.