• martes, 18 de diciembre de 2018.

tacos

  • La torta también quiere su lugar

    La torta también quiere su lugar

    Antojitos mexicanos
    Por: María de los Ángeles Magaña

    En el afán de convertir a la sociedad de la capital del país en una de “mayor categoría”, se incitó al consumo del pan. ¿Por qué no poner lo mismo del taco dentro de una telera o un bolillo?

  • ¿Cómo nacieron los tacos?

    ¿Cómo nacieron los tacos?

    De canasta, al pastor, de pibil…
    Por: María de los Ángeles Magaña

    Se ha dicho que tal fue la forma en que las mujeres, durante el siglo XVIII, enviaban los guisados para que sus esposos o familiares los degustaran en la comida; esto sucedía principalmente con los mineros.

  • Tortilleras, tamaleras, enchiladeras…

    Tortilleras, tamaleras, enchiladeras…

    Por: María de los Ángeles Magaña

    En el siglo XIX nace la cocina mexicana. Es importante mencionar que en aquel tiempo la función del antojito era de tentempié; es decir, que se consumía entre comidas. Mientras se suscitaba la búsqueda de una identidad culinaria que se apartara de la gastronomía europea, en las calles los alimentos seguían teniendo la misma base: maíz, frijol y chile.

  • Antojitos novohispanos

    Antojitos novohispanos

    Por: María de los Ángeles Magaña

    La venta de comida se arraigó en Nueva España, influida por una larga tradición comercial de origen prehispánico que incluía los puestos semifijos de los tianguis en la gran Tenochtitlan.

     

  • La sabrosa historia del antojito mexicano

    La sabrosa historia del antojito mexicano

    Por: María de los Ángeles Magaña

    La palabra antojito nos remonta a la idea de un alimento popular consumido por la mayoría de los mexicanos. Por su rica variedad, existen diferentes elementos que lo caracterizan y definen: puede ser basado en maíz, masa y harina, aunque otros opinan que es de preparación rápida, ricos en grasas y de bajo costo; algunos más afirman que debe llevar frijol y chile. Lo cierto es que deriva del término antojo, que significa “deseo apremiante y pasajero, habitualmente caprichoso”.