• martes, 25 de junio de 2019.

Hermanos Wright

Cartografía urbana
Por: Gerardo Díaz Flores

Col. Fuego Nuevo, Del. Iztapalapa, Cd. de México, C.P. 09800

 

El 17 de diciembre de 1903, en un poblado llamado Kitty Hawk en Carolina del Norte, Estados Unidos, los hermanos Wilbur (1867-1912) y Orville (1871-1948) Wright hicieron historia al realizar a bordo del biplano Flyer I varias pruebas de vuelo que resultaron muy alentadoras.

Sin embargo, a diferencia del vuelo del brasileño Alberto Santos Dumont en Francia en 1906, el de los Wright no contó con testigos ni expertos que ratificaran tal hazaña. Por tal motivo, toda Europa se mantuvo escéptica hasta 1908, cuando llevaron su modelo perfeccionado a volar sobre territorio francés.

Actualmente pocas personas dudan de la veracidad del relato de los Wright, aunque no deja de ser un hecho controversial aun entre expertos en la materia. Los hermanos desde pequeños se mostraron muy adeptos a la mecánica y a la construcción. Luego la vida los llevó a trabajar con mucha imaginación en máquinas como la imprenta y en una propia fábrica-taller para bicicletas. De esta experiencia surgió la idea de construir un mecanismo que permitiera al ser humano volar y, cómo no, obtener ganancias con ello.

La distancia entre Europa y Estados Unidos era abismal para la tecnología de aquella época; las noticias no se desplazaban a la velocidad que hoy conocemos y los hermanos siguieron trabajando en su prototipo sin preocuparse demasiado de los avances al respecto en el Viejo Continente, pero sí de que nadie viniera a copiar sus ideas.

Sería hasta 1907 cuando mostrarían al mundo un perfeccionado Flyer modelo A (la cuarta versión de ese aparato). Entre sus innovaciones, destacaba su motor mejorado, asientos para dos personas y mayor facilidad de control. Sería su primer avión en serie para venta. Tuvo tal éxito que hasta el ejército estadunidense se dotó de algunos.

Los hermanos morirían en épocas distintas. Ambos llegaron a ser presidentes de la Wright Company, desde la cual administraron sus modelos y patentes registradas que sirvieron para que otros continuaran con el sueño de volar.

 

"Hermanos Wright" del autor Gerardo Díaz Flores y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 91