• 22-sep-2019.

José María Mercado

Cartografía urbana
Gerardo Díaz Flores

Col. San Juan de Dios, Guadalajara, Jal., C.P. 44360

 

José María Mercado nació en el pueblo de Teúl, en la provincia de Zacatecas. Tuvo la oportunidad de realizar estudios avanzados fuera de su localidad e ingresó en el prestigioso Seminario de Guadalajara. Una vez terminado su proceso escolar, fue profesor del Colegio Clerical de esa misma ciudad. Luego, gracias a los contactos realizados dentro de la comunidad eclesiástica, le fue encomendada la parroquia de Ahualulco (hoy Ahualulco de Mercado, Jalisco).

En esa población tuvo conocimiento del estallido de la revolución de independencia encabezada por su colega Miguel Hidalgo. En un principio fue incrédulo del movimiento, incluso se diría que suspicaz, pues ¿cómo un cura encabezaba semejante osadía al rey y a la propia Iglesia? Sin embargo, tras la toma de Guadalajara por José Antonio Torres en noviembre de 1810, se convenció de secundarlo.

Así como Hidalgo recibió con agrado a Torres, este último lo hizo con Mercado y le encomendó expandir el movimiento hacia el oeste de Guadalajara. Mercado rápidamente se dirigió a San Blas; en el trayecto pasó por diversos sitios donde reclutó a más hombres para engrosar sus huestes. A su llegada a la costa, comprobó que en el puerto se encontraba un buen porcentaje de los españoles que habían huido de Guadalajara.

Los insurgentes sitiaron el lugar y muchos de los pobladores huyeron en embarcaciones a Acapulco con el objetivo de salvar la vida. Esta situación fue aprovechada por Mercado para convencer a la guardia virreinal de una rendición condicionada y el 28 de noviembre de 1810 se apoderó de San Blas sin la necesidad de gastar un solo gramo de pólvora.

Los independentistas tomaron los más de cuarenta cañones que ahí se encontraban y los enviaron a Hidalgo, entonces en Guadalajara, para que con ellos se enfrentara al ejército realista. Las noticias del revés insurgente a manos del brigadier Félix María Calleja llegaron a oídos de los leales a la Corona en San Blas, quienes poco después recuperaron la ciudad.

La guerra continuó para Mercado, hasta que el 1 de febrero de 1811 su cadáver fue encontrado en el fondo de un barranco, aunque no sabemos a ciencia cierta si por causa de un accidente o por el combate. De cualquier manera, poco importó a los españoles que decidieron azotar su cuerpo de manera pública.

 

“José María Mercado” del autor Gerardo Díaz Flores y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 94.