Nuestra tienda ofrece una alta calidad y certificados de medicamentos comprar viagra en México Un producto aprobado por la Oficina de control de alimentos y medicamentos (FDA).

  • lunes, 23 de julio de 2018.

Gral. Pedro Hinojosa, gobernador de Durango, Nuevo León y Chihuahua

Por: Luis A. Salmerón

Veterano de tres guerras y dos rebeliones, el general Pedro Hinojosa nació en Puerto del Refugio (hoy Heroica Matamoros), Tamaulipas el 31 de enero de 1822. A pesar de pertenecer a una familia acomodada decidió, con dieciocho años cumplidos, ingresar como soldado raso a la Guardia Nacional de su entidad.

 

Desde la primera línea combatió a las tribus insumisas de apaches y comanches de la región. Durante la invasión estadunidense de la década de 1840 logró ascender a teniente. Más tarde, tras las acciones contra las siempre rebeldes tribus del norte, logró el grado de teniente coronel, además de ganar la confianza y lealtad de la tropa bajo su mando.

 

En 1854, junto con la Guardia Nacional de Tamaulipas, se adhirió al Plan de Ayutla que culminó con la expulsión definitiva del poder de Antonio López de Santa Anna. Al término de la revuelta, ya con el grado de coronel ingresó formalmente al ejército permanente. Durante la Guerra de Reforma optó por el bando liberal y logró ascender a general de brigada en noviembre de 1858, culminando así el largo camino militar que empezó como soldado raso.

 

En diciembre de 1861, con la amenaza de la invasión francesa encima, el presidente Benito Juárez nombró a Hinojosa secretario de Guerra, por lo que le tocaron hacer los preparativos para defender la patria. Abandonó el cargo el 2 de mayo de 1862, sólo tres días antes del triunfo en Puebla, para incorporarse al servicio activo. Un año más tarde participó en la heroica defensa de la misma ciudad y cayó prisionero al momento de la rendición de la plaza, aunque poco después pudo fugarse en el camino a Veracruz, al igual que muchos de sus compañeros de armas.

 

Cuando el rompimiento entre el presidente Juárez y el gobernador de Nuevo León, Santiago Vidaurri, en febrero de 1864, Hinojosa optó por este último, aunque en breve reafirmó su lealtad a Juárez quien, haciendo gala de confianza, lo comisionó como uno de los encargados de escoltar a su familia hasta Texas.

 

Terminada la intervención se adhirió a las dos rebeliones encabezadas por Porfirio Díaz, la de la Noria (1871) y la de Tuxtepec (1876). Al triunfo de la última fue nombrado comandante militar de Chihuahua. En 1884 fue ascendido a general de división. Luego, en diciembre de ese año fue nombrado secretario de Guerra, cargo que ocupó durante doce años, hasta 1896, cuando renunció por causas de salud.

 

Con más de ochenta años de edad, murió de causas naturales en su hogar, después de sobrevivir a muchas de las guerras que agitaron el país en el convulse siglo XIX.

 

 

El artículo "Gral. Pedro Hinojosa" del autor Luis A. Salmerón, se publicó íntegramente en Relatos e Historias en México, núm. 99.