• 20-oct-2019.

Bruno Traven

Cartografía urbana
Jaime Bali Wuest

Col. Gral. Pedro María Anaya, Del. Benito Juárez, C.P. 03340

 

La mayoría de los reportajes y crónicas dedicadas a este interesante personaje que se ganó a pulso el nombre de una calle en la Ciudad de México se refieren a él como un hombre enigmático. Lo cierto es que mientras acumulaba éxitos con la publicación de sus libros y la exhibición de películas basadas en su creación literaria, su fama creció y con ella los mitos acerca de su identidad. 

De alguna manera los lectores de los grandes centros urbanos en México y en el exterior descubrieron en sus novelas escenarios sorprendentes en los que la ficción camina de la mano del realismo, aludiendo a territorios perdidos en la lejanía, donde subsistían formas de opresión que resultan para la mayoría desgarradoras. Es admirable la manera en que Traven descubre directamente, como antropólogo, evidencias de las contradicciones y conflictos que aquejaban a los habitantes indios y mestizos de diferentes regiones en México.

Sus obras: El barco de los muertos, Marcha al imperio de la caoba, Visitante nocturno y otros cuentos, Canasta de cuentos mexicanos, La carreta, Gobierno, La rosa blanca, Macario, Puente en la selva, Los pizcadores de algodón, El tesoro de la Sierra Madre y La rebelión de los colgados, algunas de ellas llevadas al cine, fueron escritas con gran pasión por este hombre al que la leyenda dio muchas identidades.

Se habla de una confesión del escritor a su esposa, hecha al borde de la muerte, en marzo de 1969, en la que según ella, su nombre verdadero había sido Ret Marut, líder obrero anarquista de principios del siglo XX que huyó para escapar de la pena de muerte en su país.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo "Bruno Traven" del autor Jaime Bali Wuest y se publicó íntegramente en Relatos e Historias en México, núm. 30.