• 24-ene-2021.

Recuerdos a través del aire

Un recorrido por la historia de la música grabada (I)

Ismael Villafranco

Del registro del sonido a los sellos discográficos

 

Los más antiguos registros de escritura hallados hasta el momento datan de hace cerca de cinco mil años, en Sumeria. Hace aproximadamente mil, Guido D’Arezzo creó la notación musical. Y hace apenas 150 comenzaron los intentos de registrar el sonido.

En muchas disciplinas creativas son los ingenieros los responsables de materializar los sueños de arquitectos, artistas, inventores, cineastas e incluso de poetas, como ocurrió con el fonoautógrafo inventado en 1857 por el impresor y librero francés Édouard-Léon Scott, tras intentar hacer daguerrotipos de sonido. Este invento inspiró al poeta francés Charles Cros para escribir una carta el 30 de abril de 1877 a la Academia de Ciencias de Francia, en la que pedía ayuda para materializar su idea: el paleógrafo.

Con este instrumento, inspirado en el invento de Scott, se crearían discos grabados de forma permanente, con sonidos que serían capaces de reproducirse infinidad de veces. La noticia de su creación se publicó en La semaine du Clergé, en octubre de este 1877. A inicios del siguiente año, Thomas Alva Edison se adelantaría al patentar el fonógrafo, invento que, a pesar de su escasa calidad, hizo aún más nítida la idea de escuchar la voz humana de forma sintética. El propio Alexander Graham Bell se quejó en una carta a su suegro en marzo de 1978 de lo atónito que se encontraba por haber dejado escapar dicha idea, cuando todo su trabajo estaba encaminado hacia ella.

Fue justo un ingeniero de precisión llamado Charles Sumner Tainter quien mejoraría, en los laboratorios de Bell, el apresurado invento de Edison, dando nacimiento al grafófono. Además, experimentó con otros medios de registro, como discos fotograbados o cintas magnéticas, que por limitaciones técnicas propias de la época quedaron como ideas.

En esas mismas fechas, el alemán Emile Berliner, quien trabajaba para Bell Telephone, desarrollaría uno de los primeros micrófonos, que de nuevo Edison lograría patentar primero para poder comercializarlo. En 1886, ya como un inventor independiente, Berliner comienza a experimentar con métodos de grabación y el 8 de noviembre de 1887 obtiene la patente por su gramófono, una máquina basada en la idea original del poeta Cros, en donde el formato del registro quedaría impreso en un disco, dejando un espacio apropiado para un sello central (etiqueta), en donde estaría la información del registro, logrando crear así la idea del sello discográfico. Sería el único durante diez años.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #145 impresa o digital:

Héroe mítico de proporciones sobrehumanas. Versión impresa.

Héroe mítico de proporciones sobrehumanas. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre la historia de la música, dé clic en nuestra sección “Música y tiempo”

 

Title Printed: 

Recuerdos a través del aire