• 18-sep-2019.

La proclamación pontificia del patronato de la Virgen de Guadalupe en 1754

Zodiaco Marino
L. Elena Díaz Miranda

El hermoso óleo que presentamos, atribuido al pincel del oaxaqueño Miguel Cabrera, es una de las representaciones religiosas de carácter enciclopédico conocidas como “Atlas” o “Mapamundis Mariales”, que gozaron de amplio prestigio entre los siglos XVII y XVIII, siendo difundidas en gran medida por los jesuitas.

 

En manifiesta devoción a la Virgen de Guadalupe, los hermanos Cayetano Antonio y Luis Antonio de Torres Tuñón, clérigos acaudalados originarios de Panamá y formados por los jesuitas en el Colegio de San Ildefonso de la ciudad de México, idearon esta bella alegoría con diez imágenes de diversas advocaciones marianas que enmarcan a la Señora del Tepeyac, entendidas éstas como metáforas de los signos zodiacales que de alguna manera se relacionaban con la formación jesuítica de sus promotores, personajes encumbrados a los niveles más altos de la cultura novohispana de su tiempo.

 

El acontecimiento que el Zodiaco Mariano representa es la “Proclamación Pontificia del Patronato de la Virgen de Guadalupe sobre el Reyno de la Nueva España” por el papa Benedicto XIV, en 1754, como resultado de las gestiones de la Compañía de Jesús, cuyos miembros por este medio hacían una demostración de la importancia que dentro del criollismo novohispano tenía ya el culto a la Virgen de Guadalupe.

 

Los personajes representados en la escena son el procurador jesuita Juan Francisco López, quien –como un nuevo Juan Diego– presenta al papa la imagen de Guadalupe a manera de un “Manto Sagrado” sostenido por dos ángeles volanderos; tres arzobispos de México, fray Juan de Zumárraga, Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, y Manuel Rubio Salinas; además de don Juan Gómez de Parada y, en un discreto segundo plano, los hermanos Torres Tuñón.

 

En esta obra resguardada por el Museo Soumaya de la Ciudad de México, la lectura de las advocaciones marianas que rodean a la Patrona del Tepeyac comienza en la parte superior izquierda; siguiendo el orden de las manecillas del reloj, corresponden a: Nuestra Señora de Loreto, Nuestra Señora del Refugio, Nuestra Señora dela Misericordia de Panamá, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de los Remedios, La Inmaculada Concepción de Capuchinas “la Preladita”, Nuestra Señora de la Luz, Nuestra Señora de Soterrana “la Subterránea” y Nuestra Señora del Carmen. 

 

Esta publicación es un fragmento del artículo "Zodiaco Mariano" de la autora L. Elena Díaz Miranda, que se publicó íntegramente en la revista impresa de Relatos e Historias en México No. 64: http://relatosehistorias.mx/la-coleccion/64-fray-servando-teresa-de-mier