• 14-oct-2019.

Ignacio L. Vallarta

Cartografía urbana
Gerardo Díaz Flores

Col. Emiliano Zapata, Puerto Vallarta, Jal., C.P. 48380

 

Originario de Jalisco, Ignacio Luis Vallarta nace en 1830 en una familia económicamente holgada, lo cual le permite dedicarse de forma completa a sus estudios de filosofía, gramática latina y lógica, entre otras materias, hasta terminar la carrera de abogacía en 1854.

Al año siguiente las circunstancias encaminan a Vallarta a su primer trabajo en el gobierno de Jalisco y a simpatizar con las ideas liberales del gobernador Santos Degollado, de quien pronto se convierte en secretario particular, además de ser su férreo defensor ante la renuncia forzada del mandatario, producto de las intrigas generadas por Eustaquio Barrón y Guillermo Forbes, agentes consulares de Inglaterra y Estados Unidos, respectivamente.

En la época del gobierno itinerante de Benito Juárez, Vallarta se convierte en uno de los mejores asesores de éste para mantener en todo momento la legitimidad y legalidad de su gobierno. Una vez terminada la etapa militar de la Reforma y la invasión francesa de 1862-1867, Vallarta es reconocido como el jurisprudente más sabio del país.

Los cargos más sobresalientes en los que se desempeñó fueron la gubernatura de Jalisco en 1871, el ministerio de Gobernación en el periodo de Juárez, el de Relaciones Exteriores en la administración de Porfirio Díaz, y el de presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hasta 1882, cuando se retiró a la vida privada.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “Ignacio L. Vallarta” de Gerardo Díaz Flores y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 73.