• 16-sep-2019.

El refugio en Londres y el viaje a América

Gustavo Pérez Rodríguez

Para 1815, Londres era un lugar donde liberales y guerrilleros españoles se refugiaban gracias al prestigio y reconocimiento del que gozaban en ciertos círculos ingleses, por haberse enfrentado a Bonaparte. Los periódicos habían hecho crecer su leyenda al informar sobre sus proezas y acciones calificadas de heroicas.

Hasta allá llegó Xavier Mina obteniendo la protección y auspicios de algunos miembros del partido opositor Whig, que lo admiraban y veían en él un joven heroico. A esta ciudad habían llegado varios patriotas americanos –algunos adentrados en la masonería– que buscaban y gestionaban apoyos para lograr la independencia de sus respectivos reinos. Entre ellos se encontraba el doctor Servando Teresa de Mier quien hablaba entusiasmado de la revolución que se había iniciado en 1810 en la Nueva España, dirigida ahora por José María Morelos y por un Congreso Americano.

No pasó mucho tiempo para que liberales españoles y patriotas americanos unieran sus respectivas causas y buscaran la independencia de la Nueva España. Si se lograba la libertad del pueblo novohispano se le quitaría al monarca español el reino del cual obtenía los medios económicos más importantes para sostenerse en el poder.

Tomada la decisión, la expedición encabezada por Xavier zarpó de Liverpool en mayo 15 de 1816 con 300 oficiales de varias naciones europeas. Por cuestiones estratégicas y de aprovisionamiento arribaron a los Estados Unidos en primera estancia, después de muchos inconvenientes.

En diversas ciudades Mina buscó apoyo financiero, aprovisionamiento de armas y el enrolamiento de oficiales para su expedición, e intentó entrar en contacto con representantes de los insurgentes novohispanos. Ahí confirmó la funesta noticia del fusilamiento del caudillo insurgente José María Morelos y la desaparición del Congreso Americano, por lo que Xavier se dirigió a Haití donde conoció a Simón Bolívar y lo invitó a formar parte de la expedición, pero Bolívar tenía sus propios planes y el proyecto no se realizó. Ya con algu­nos compañeros (pocos en realidad) regresó a los Estados Unidos donde lo esperaba el resto de la expedición.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “Xavier Mina” de la autora Gustavo Pérez Rodríguez y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 6.

 

Si deseas consultar otras entradas asociadas a este tema semanal, haz clic en la etiqueta TS Xavier Mina, en la barra inferior.