• martes, 26 de marzo de 2019.

El mexicano volador

El basquetbolista Manuel Raga triunfó en Europa en la década de 1970
Por: Gerardo Díaz Flores

Manuel Raga Navarro fue una de las piezas fundamentales del equipo mexicano de baloncesto que compitió en la justa olímpica de 1968, de la que nuestro país fue anfitrión. Si bien esta selección no pudo darle a su público la satisfacción de una presea, sirvió para que el nacido en Villa Aldama, Tamaulipas, en 1944, deleitara a los presentes con su gran movilidad, control de los rebotes y excelentes tiros de suspensión.

Fue así que lo invitaron a jugar profesionalmente en Europa y Raga se embarcó en esta nueva aventura. De forma prodigiosa, para 1970 ganó su primera Copa de Europa con el equipo italiano Pallacanestro Varese, mejor conocido como Ignis Varese por la publicidad que portaba en su uniforme.

Sin embargo, hay que decir que la comunión con sus compañeros y la afición italiana fue difícil al principio. Las burlas hacia él no se hicieron esperar y el despectivo grito de “indio” se dejaba escuchar de la boca de algún aficionado. Pero Manuel quería demasiado al basquetbol y de a poco fue mostrando las habilidades que lo hicieron llegar a ese país.

Cuando tuvo lugar la final europea de 1970, el tamaulipeco ya era una pieza clave del Pallacanestro Varese y sus puntos contribuyeron nada menos que a la eliminación del Real Madrid, para luego disputar la corona ante el CSKA de Moscú. Desde entonces, sus éxitos en el equipo italiano llegaron uno tras otro y marcaron la época dorada del club, pues con él militando en sus filas obtuvo tres ligas y tres copas italianas, así como tres copas de Europa y dos intercontinentales. ¡Vaya números!

Al tiempo que Europa observaba a Raga, lo hacía también la liga profesional de Estados Unidos. El equipo de los Halcones de Atlanta tentó al mexicano y podría haberse convertido en el primer compatriota que jugara en las prestigiosas duelas estadunidenses, pero al final la oferta del Varese lo convenció, pues veía más posibilidades de ser titular en su plantilla además de que el salario de aquella época no variaba mucho entre una y otra liga.

¡Y vaya que hizo una buena elección! El legado deportivo de Raga en Europa es enorme. Fue reconocido por la Euroliga de Baloncesto como uno de los mejores jugadores de su historia y el Pallacanestro Varese lo tiene incluido en su salón de la fama, honor que únicamente tienen quince jugadores más.

Sin duda, nuestro personaje fue un genio de su deporte que brilló en Europa y representó como pocos al basquetbol mexicano.

 

“El mexicano volador” del autor Gerardo Díaz Flores y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 93.