Cine

  • “Para algo nací, algo he de ser”

    “Para algo nací, algo he de ser”

    Breve introducción al cardenismo

    Marco A. Villa

    Para cuando la expropiación petrolera ocurrió en 1938, el presidente Lázaro Cárdenas estaba a punto de cumplir 43 años, como relata el documental La...

  • Miroslava

    Miroslava

    La talentosa e infortunada actriz adopatada mexicana

    Primera parte

    Ricardo Lugo Viñas

     

    Archibaldo de la Cruz es un hombre trastornado. Cree poseer el poder de matar con tan sólo el pensamiento. Siendo apenas un...

  • La importancia de llamarse Gabriel Figueroa

    La importancia de llamarse Gabriel Figueroa

    Pionero y referente de la cinefotografía mundial

    Marco A. Villa

    Fue aquel reluciente cielo lo último que vio el coronel Lucio Reyes luego de desplomarse, moribundo, tras la descarga del pelotón de fusilamiento. Había...

  • Los grandes escritores van al cine

    Los grandes escritores van al cine

    El gallo de oro y otros célebres guiones (parte 1)

    Marco A. Villa

    En 1964, el público mexicano recibió con escepticismo la nueva película del ya para entonces consagrado director Roberto Galvadón, en buena medida influido por...

  • Warner Bros, un siglo revolucionando el cine

    Warner Bros, un siglo revolucionando el cine

    La Redacción

    El material del que se forjan los sueños” contestó el detective Sam Spade (Humphrey Bogart) cuando el otro le preguntó qué era eso, refiriéndose a la estatuilla de un ave incrustada con piedras preciosas. Se acercaba el final de la película El halcón maltés (1941). Pero la frase es quizá la evocación de lo que en ese momento estaba pasando con la compañía cinematográfica fundada en 1923 los hermanos Sam, Harry, Albert y Jack, quienes habían elegido Burbank, California para consolidar finalmente el que en poco tiempo sería uno de los emporios cinematográficos más importantes del mundo que hasta hoy existe y cuya historia puede verse en la serie televisiva aquí presentada.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “El Grito”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “El Grito”

    (Leobardo López, 1968)

    Marco A. Villa

    Tras cada protesta estudiantil, siguió la represión de las autoridades. Entre el verano y otoño de 1968 transcurrieron los meses más crudos en Ciudad de México, acallados finalmente el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

  • Pages