Vamos al cine

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Invierno en llamas”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Invierno en llamas”

    (Evgeny Afineevsky, 2015)

    La Redacción

    En 2004 unas elecciones fraudulentas llevaron al candidato prorruso Víktor Yanukovich a la presidencia de Ucrania, pero los ciudadanos salieron pacíficamente a las calles para protestar. La llamada Revolución Naranja triunfaba y las elecciones fueron anuladas.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Modisto de señoras”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Modisto de señoras”

    (René Cardona Jr., 1969)

    Marco A. Villa

    Excéntrico, cándido, pero sobre todo un estricto profesional, el elegante modisto parece gozar de gran aceptación entre las mujeres de la clase alta mexicana.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “El rey”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “El rey”

    (David Michôd, 2019)

    La Redacción

    La batalla de Agincourt entre Inglaterra y Francia tuvo una joven mente maestra: el rey Enrique V.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Retorno al pasado”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Retorno al pasado”

    (Jacques Tourneur, 1947)

    La Redacción

    No hacía mucho que Jeff había salido en busca de la bella Kathie cuando tuvo la certeza sobre su paradero, después de hallar pistas en Nueva York. Él era un inescrupuloso detective privado y ella una prófuga, acusada de robarle miles de dólares a su acaudalada pareja: el hampón Whit Sterling. Jeff arribó entonces a una Ciudad de México que estaba ya densamente transitada a mitad del siglo pasado.

  • ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Los caifanes”

    ¡Vamos al cine! Les recomendamos “Los caifanes”

    (Juan Ibáñez, 1967)

    La Redacción

    En el argot de la época, llamaban caifán, principalmente en el ambiente de la vida nocturna, a aquel que “las puede todas”, que tiene arrojo, que no escatima al correr riesgos y vive desbocado en la aventura. Otra variante indica que los bailadores de cabaré, y hasta los padrotes, también eran nombrados de esta manera.

  • Permanencia voluntaria

    Permanencia voluntaria

    Y otras antiguas costumbres en el cine

    Marco A. Villa

    Sin duda, entre lo que más se extraña del cine es la permanencia voluntaria, establecida como una estrategia comercial desde el mismo año en que inició la Revolución en nuestro país, extendiéndose hasta la última década del siglo pasado. Hoy es difícil concebir que el costo de un solo boleto alguien podía ver dos o más filmes del momento, pero por décadas fue posible.  

  • Pages