Nuestra tienda ofrece una alta calidad y certificados de medicamentos comprar viagra en México Un producto aprobado por la Oficina de control de alimentos y medicamentos (FDA).

  • lunes, 23 de julio de 2018.

¡Vamos al cine! Les recomendamos “El recurso del método”

Por: Marco A. Villa

Película de Miguel Littín (1977) filmada en México, Cuba y Francia, con Nelson Villagra, Ernesto Gómez Cruz, Katy Jurado, Salvador Sánchez y Alain Cuny, sobre la novela homónima de Alejo Carpentier.

 

 

Amodorrado, el primer mandatario de Nueva Córdova, una imaginaria nación latinoamericana, se levanta de su hamaca con dificultad y se sacude la fatiga mientras platica con Peralta, su secretario, al tiempo que se mete en su elegantísimo traje y se ajusta el sombrero. Luego se alista para recibir la visita de su académico de cabecera, con quien discurrirá sobre literatura en su vieja y elegante casona atiborrada de ostentosos objetos que comparte con su afrancesada hija Ofelia. Son sus días de descanso en la París de 1914.

 

Instantes después el Cholo, embajador “nuevocordovés”, le da la noticia del levantamiento encabezado por el general Galván, por lo que parte a su nación a reprimirlo. A su regreso a la Ciudad Luz se encuentra con fotos de la masacre que su gobierno acababa de perpetrar, pero que no levantan mayor desazón porque estalla la Primera Guerra Mundial.

 

Esto es parte de la secuencia con que inicia El recurso del método. ¡Viva el dictador!, filme dirigido por el chileno Miguel Littín durante su exilio en México –a donde llega en 1973 tras el golpe de Estado en su país por el general Augusto Pinochet–. Para el protagonista, la rutina es pasar entre el ensueño de la vida en el Viejo Continente y las dificultades de su exuberante Estado tropical; es el ir y venir de una realidad que adula pero que no le pertenece, a otra que evade y ha contribuido a edificar, mientras goza de la compañía de su amante de años: la Mayorala (Katy Jurado).

 

Este innominado dictador que ha nacido en el medio agrario es sensible al arte, posee una cultura de último minuto e intenta cultivar un refinado lenguaje. En algunos aspectos, evoca al presidente mexicano Porfirio Díaz, lo cual se reafirma con algunas situaciones que se vinculan a su régimen o a lo que se pensaba de él en los setenta, como las rebeliones y huelga que reprime, unas elecciones manipuladas para perpetuarse en el poder, acuerdos de negocios con Estados Unidos; o a su vida, como la escena en la que camina por las calles de París, donde el general pasó sus últimos años. Desde luego no es el único a quien representa –lo mismo come guacamole que arepas–, pues también son reflejados el dominicano Rafael Leónidas Trujillo, el cubano Gerardo Machado o el venezolano Juan Vicente Gómez, hasta llegar al argentino Jorge Rafael Videla y al propio Pinochet.

 

Esta superproducción se filmó en Francia, La Habana, Cuba y México. Aquí tuvo locaciones en Real de Catorce y la capital de San Luis Potosí, Cuautla (Morelos) y Alvarado (Veracruz), así como en los Estudios Churubusco en la Ciudad de México. Sea en las tomas panorámicas donde se aprecia el contraste de la tupida vegetación y las colinas catorceñas con los caminos de terracería y las casas derruidas, en el río morelense por el que cruzan las tropas golpistas, o la llegada a Nueva Córdova del dictador con el trópico veracruzano como fondo, es de llamar la atención la variedad de parajes naturales y exuberantes que dan cuenta de la belleza geográfica de un México que por décadas ha servido de set natural al cine nacional y mundial.

 

Síntesis de la novela homónima de Alejo Carpentier (1904-1980), escritor cubano siempre interesado por los asuntos políticos de su país, El recurso del método fue auspiciada por la Corporación Nacional Cinematográfica (Conacine), productora creada durante el sexenio de Luis Echeverría (1970-1976) que procuró impulsar el cine de autor y promoverlo en festivales.

 

Esta película de denuncia y humor involuntario compendia de alguna manera parte de la historia de México y Latinoamérica, así que ¡no se la pierda!

 

 

El artículo "El recurso del método" del autor Marco A. Villa se publicó íntegramente en Relatos e Historias en México, número 102.