• 30-jul-2021.

Suzanne Lenglen: la tenista espectacular

Gerardo Díaz

Suzanne Rachel Flore Lenglen se abrió camino a pesar de las burlas de los hombres y consolidó su avasallador estilo, llamativo y ganador.

 

El abierto de tenis francés conocido como Roland Garros es uno de los más exigentes del mundo. El año pasado la tenista mexicana Renata Zarazúa logró avanzar hasta la segunda ronda, situación que no se repetía para una compatriota desde la época de Yolanda Ramírez, quien fue su protagonista entre 1954 y 1963, e incluso disputó finales (véase Relatos e Historias en México, n. 102, de febrero de 2017).

Este torneo que surgió en 1891 también conoció a la primera profesional del llamado deporte blanco: Suzanne Rachel Flore Lenglen, quien se abrió camino a pesar de las burlas de los hombres y consolidó su avasallador estilo, llamativo y ganador. Además, la francesa nacida en 1899 y apodada la Divina o la Diva, revolucionó el comportamiento femenino con y sin la raqueta.

Suzanne contó que el diábolo la acercó al tenis, pues su padre, al verla practicar tanto tiempo ese juego de malabar, le obsequió una raqueta para llevar su destreza a otro campo y otro nivel, y competir contra él. En este pasatiempo de padre e hija, el empresario Charles Lenglen se descubrió como entrenador. Con un método poco ortodoxo para la época, que incluía fuertes sesiones de ballet y competencia con hombres, potenció la habilidad de su hija. Tampoco tuvo objeción de que su primogénita se vistiera de marinera al competir.

En su primer torneo, Suzanne fue menospreciada de inmediato por sus rivales, quienes la calificaron de niña incompetente y mimada, pero también conocieron su superioridad en la cancha. A los catorce años ya disputaba finales de torneos y para 1926 era la indiscutible número uno del orbe, además de que ostentaba la corona de seis torneos de su país, lo que hasta hoy solo han conseguido dos mujeres más.

Suzanne rechazó los protocolos de vestimenta aristocráticos, pero a la vez se ganó el corazón de todos. Varios monarcas europeos acudieron a sus juegos y muchos personajes admiraron su decidida personalidad sobre el terreno y fuera de él. Muchos la destacan como la primera profesional por la cantidad de giras internacionales en las que jugó. Su contrato elevadísimo para acudir a Estados Unidos es un ejemplo de ello.

El 4 de julio de 1938 Suzanne tuvo su más grande derrota cuando la leucemia acabó con su vida. Aún hoy es un ejemplo para muchas mujeres, incluidas seguramente las tenistas mexicanas.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #152 impresa o digital:

El anarquista Ricardo Flores Magón. Versión impresa.

El anarquista Ricardo Flores Magón. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre la historia del deporte en México, dé clic en nuestra sección “Deportes”

 

Title Printed: 

Suzanne Lenglen: la tenista espectacular