• 20-sep-2020.

Los primeros misioneros en la lejana China

Leticia Mayer Celis

El jesuita alemán Adam Schall también fue apreciado por la corte imperial china, además de que compartió su conocimiento de la astronomía con esa nación.

 

Los jesuitas fueron los primeros misioneros que pudieron establecerse en China en 1583. Los agustinos lo intentaron ocho años antes, en 1575, pero solo pudieron estar unos cuantos meses en el Gran Reino del Centro.

Michele Ruggieri llegó a Macao en 1579 y empezó a estudiar chino y a prepararse para entrar al gran imperio. Un año después se unió a un grupo de comerciantes portugueses que fueron a Cantón. El jesuita siguió toda la etiqueta mandada por los mandarines, lo cual no pasó inadvertido. Los mandatarios pidieron que Ruggieri estuviera presente en las recepciones a extranjeros. El religioso hizo varias visitas más a Cantón y logró causar tan buena impresión que fue invitado a establecerse en la ciudad de Zhaoqing por el gobernante en turno. El jesuita Francesco Passio acababa de llegar a Macao cuando Ruggieri fue invitado, por lo que los dos jesuitas se embarcaron con rumbo a China.

Los misioneros llegaron una fría mañana decembrina de 1582. Su consigna fue empezar la evangelización en el Gran Reino del Centro. El 10 de enero de 1583, escribieron al superior de la orden:

“Partimos desde Macao miércoles por la mañana dieciocho de diciembre de 1582 y llegamos a Ansón viernes por la mañana. Enviamos luego al julbaza, interprete o lengua Phelipe Méndez, que traíamos para que dijese al mandarín de Ansón como estábamos allí con el reloj que traíamos para el Tutan […] llegamos a Cantón lunes de mañana, vigilia de Navidad. Mandó el padre Miguel Rogerio barrer la casilla que tomó aquí y a la tarde nos fuimos allá y en ella celebramos la nochebuena, diciendo las tres misas.”

La cita anterior nos permite imaginar la celebración de aquella primera Navidad en el gran imperio asiático. Seguramente los sentimientos se mezclaban: piedad, miedo, decisión de evangelizar e incertidumbre.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #143 impresa o digital:

Mezcal. Versión impresa.

Mezcal. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre Historia de la Vida Cotidiana, dé clic en nuestra sección Vida Cotidiana

 

Mayer Celis, Leticia. “Los primeros misioneros en la lejana China”, Relatos e Historias en México, núm. 143. Pp. 22-25.

Leticia Mayer Celis. Antropóloga e historiadora. Trabaja en el Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la UNAM. Su especialidad es la historia de la ciencia, particularmente la historia de la probabilidad y la estadística. Colaboradora del Seminario de Historia de la Vida Cotidiana de El Colegio de México desde hace más de veinte años. Entre sus publicaciones destacan: Entre el infierno de una realidad y el cielo de un imaginario: estadística y comunidad científica en el México de la primera mitad del siglo XIX (1999), Rutas de incertidumbre. Ideas alternativas sobre la génesis de la probabilidad, siglos XVI y XVII (2015) y Un crimen en Durango en el siglo XIX. Doña Nepomucena Alcalde y el terrible asesinato de su marido (2018).

 

Title Printed: 

Los primeros misioneros en la lejana China