• lunes, 10 de diciembre de 2018.

RHM 75

  • Un proyecto educativo revolucionario

    Un proyecto educativo revolucionario

    Por: Javier Garciadiego Dantán

    A pesar de lo breve de su gestión, Vasconcelos fue mucho más que el creador de la primera institución revolucionaria, la Secretaría de Educación Pública.

  • Herlinda Perry, la emblemática mujer en las fotos de la Revolución

    Herlinda Perry, la emblemática mujer en las fotos de la Revolución

    Por: Arturo Guevara Escobar

    La leyenda en torno a sus fotografías, por las cuales  se le ha identificado como soldadera, comenzó  en mayo de 1911, cuando posó para una serie  de postales como revolucionaria, cananas y fusil incluidos, en Ciudad Juárez, donde había triunfado la insurrección maderista.

  • Griselda Álvarez, la primera gobernadora en México

    Griselda Álvarez, la primera gobernadora en México

    Por: Luis A. Salmerón

    Griselda Álvarez fue gobernadora del estado de Colima (1979-1985) al igual que su abuelo y su padre, además de ser una distinguida poeta.

  • Armillita Chico

    Armillita Chico

    Glorias y desventuras del torero Fermín Espinosa
    Por: Gerardo Díaz Flores

    Por sus venas corría sangre de torero, pues su abuelo, su padre, tíos y hermanos practicaban ese arte con mucha maña y diversión. 

  • ¡Hay barbacoa!

    ¡Hay barbacoa!

    Sabores y sinsabores de un platillo popular en la ciudad de México del siglo XIX
    Por: Ricardo Candia Pacheco

    El consumo de la barbacoa de borrego en la ciudad de México era temporal, entre otoño e invierno.

  • 75. El triunfo de Vasconcelos

    75. El triunfo de Vasconcelos

    Relatos e Historias en México, núm. 75, noviembre de 2014

    José Vasconcelos parece ser inabarcable. Su vitalidad desbordada, su terco apasionamiento, su afán de grandeza y su implacable poder de voluntad lo hacen ver como titán. Estaba convencido de que su destino era ser el guía espiritual de México en su época de renovación posrevolucionaria y al fundar la Secretaría de Educación Pública sus preferencias, ideas y obsesiones se convirtieron en decisiones gubernamentales.