• 8-abr-2020.

El 10 de febrero de 1915 nació la Fuerza Aérea Mexicana

Gerardo Díaz

 

Ya en los últimos años del Porfiriato y a punto de entrar en una guerra civil, el Ejército mexicano comenzó a instruirse sobre la novedosa arma aérea que las potencias occidentales desarrollaban con diferentes diseños. Los servicios de aeronáutica del ejército francés, por ejemplo, contaban con globos y dirigibles, además de que se desarrollaban los primeros biplanos armados con ametralladora y ganchos para pequeñas bombas.

 

Dados los problemas políticos de nuestra nación, la milicia dejó a un lado la idea hasta la llegada oficial de Francisco I. Madero a la presidencia. Para 1911, el mandatario fue invitado a abordar una aeronave de dos plazas durante una exhibición. Al terminar el trayecto y satisfecho por lo observado, autorizó que el ejército realizara las primeras compras de material aéreo y enviara a los aspirantes a pilotos al curso de aviadores en la Moisant Aviation School, ubicada en Nueva York. Varios miembros de la familia de Venustiano Carranza asistirían a estas lecciones y serían figuras clave de la aviación nacional en los años por venir.

Tras la caída y asesinato de Madero en 1913 y la continuación de la lucha armada, fueron varios los generales de diferentes facciones que notaron la importancia de la aviación. Y fue en este mismo año cuando se observaron los primeros bombardeos aéreos. Don Venustiano procuró brindar toda la ayuda posible a su sobrino, el piloto Alberto Salinas Carranza, para fortalecer el cielo constitucionalista.

Con esto en mente, el 5 de febrero de 1915 creó oficialmente el arma de Aviación Militar, instruyendo a la Secretaría de Guerra y Marina la construcción de hangares y talleres para su uso, así como el fortalecimiento de sus efectivos. Un 10 de febrero, pero de 1944, se designaría a esta rama de la milicia con el nombre con el que la conocemos actualmente: Fuerza Aérea Mexicana, destinando además esta fecha como su día conmemorativo.

Pese a varias iniciativas, esta fuerza no se desarrolló de forma autónoma, como sucede en otros países, y actualmente forma parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.