• martes, 26 de marzo de 2019.

¿Qué saben de Juan Sebastián Elcano?

Por: Gerardo Díaz

 

Juan Sebastián Elcano murió en 1526 durante una expedición a través del estrecho de Magallanes, por lo que no pudo ser el primer marino en circunnavegar el mundo dos veces.

 

 

El 10 de agosto de 1519, una expedición compuesta por cinco barcos partió de España: La Trinidad, bajo el mando de Magallanes, y los navíos San Antonio, Victoria, Santiago y La Concepción. Convencido el emperador de la importancia de la empresa, respaldó la idea del otrora portugués y ahora súbdito español.

 

Al principio de dicha excursión, Juan Sebastián Elcano era un marino más. Contramaestre de La Concepción, el nacido alrededor de 1476 en la actual provincia de Guipúzcoa, España, no figuró como una de las principales personalidades. Entonces, nadie se imaginó que las circunstancias lo llevarían a ser uno de los pocos hombres y el primer capitán de un barco que culminaría la circunnavegación del mundo.

 

En diciembre de 1519, la flota de Magallanes llegó a América del Sur. El gran río de la Plata fue confundido como la bellísima llave del Mar del Sur o como le llamaría después el propio Magallanes: Mar Pacífico. Conforme se acercaron al extremo sur, el frío hizo acto de presencia. La navegación se hizo más difícil y los pasos cada vez más rebeldes a causa de las corrientes. Los capitanes de las cuatro embarcaciones acompañantes se quejaron y se amotinaron. “¡Era imposible encontrar el paso!”, “¡la misión había fracasado!”, “¡regresemos a España!”, decían a la vez. Las crónicas indican que en principio Elcano se unió a los descontentos; pero una vez que Magallanes ejecutó a un capitán y a otro lo abandonó en una inhóspita costa, las cosas fueron más claras para él y algunos más: “¡Con don Fernando hasta la muerte!”.

 

Finalmente, el 21 de noviembre de 1520 se logró lo deseado. Se encontraban en el mar al otro lado de la América. En el camino perdieron a la Santiago por hundimiento y al San Antonio por abandono. Pasaron meses en un mar tan pacífico que poco los movió. El hambre y la enfermedad se apoderaron de ellos. No fue sino hasta marzo de 1521 que avistaron tierra por primera vez. Primero las ahora conocidas como islas Marianas y las Filipinas. Ahí Magallanes quiso ser emisario de Dios y no hombre de mar: cometió la fatal idea de entablar combate con indígenas y morir a mitad de su jornada un 27 de abril de 1521.

 

Los sobrevivientes eligieron un nuevo jefe y luego otro y luego otro. Enfermedad, traiciones y mala voluntad fueron acabando con la línea de jerarquía. Continuaron en el camino hacia India y en el trayecto abandonaron a La Concepción. Más tarde La Trinidad y únicamente la Victoria con Elcano al mando surcó el resto del planeta hasta llegar a España el 6 de septiembre de 1522. Tuvo el honor de hacer que la expedición no terminara en el baúl de los recuerdos amargos, sino en toda una historia de gallardía, valor y ciencia del mar.

 

 

El artículo "Juan Sebastián Elcano" del autor Gerardo Díaz se publicó en Relatos e Historias en México número 118. Cómprala aquí