• sábado, 22 de septiembre de 2018.

Las tropas especialistas de la Fuerza Aérea

Una historia que inició en la Segunda Guerra Mundial
Por: Manuel Á. Calvo Castillo

Los mecánicos militares de aviación

 

A principios de los años cuarenta, el mundo estaba enfrascado en una guerra que parecía no tener fin, y México tuvo la necesidad de evolucionar militarmente para garantizar su soberanía nacional. En este escenario se crea la Escuela Militar de Mecánicos de Aviación el 5 de enero de 1942, por decreto del presidente Manuel Ávila Camacho. Se ubicó en la terminal central aérea, en los conocidos llanos de Balbuena del Distrito Federal, en donde se habían alojado los TNCA, la Escuela Militar de Aviación y la fábrica de aviones Azcárate.

 

El primer director del plantel fue el teniente coronel piloto aviador Alberto Vieytez y Vieytez, quien convocó a los maestros y elaboró el programa de estudios y el reglamento de la escuela, a la que ingresaron jóvenes de quince a veinticinco años con estudios de secundaria. Ellos realizarían en tres años el curso de mecánico aéreo en las especialidades de mantenimiento y construcción aeronáuticos. Los alumnos se graduaban como sargentos obreros técnicos de aviación, con reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

 

Una escuela de especialistas

 

En 1959 la Escuela Militar de Mecánicos de Aviación se incorporó al Colegio del Aire (Zapopán, Jalisco), con lo que afrontó nuevos objetivos acordes a las necesidades de esa época; también actualizó el programa de estudio y adquirió una nueva definición en su tarea de formar oficiales en diversas especialidades tras el cambio de denominación a Escuela Militar de Mantenimiento y Abastecimiento en 1963, nombre con el que se mantiene hasta la fecha.

 

De esa escuela se derivó la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea, cuya historia se remonta a 1981, cuando el general Félix Galván López, secretario de la Defensa Nacional, ordenó que el 1 de julio dicha institución se organizara de forma provisional. Dos meses después pasó su revista de entrada.

 

Dependió también del Colegio del Aire y estableció su matriz en las instalaciones de la Base Logística de la Fuerza Aérea, ubicada en la colonia Aviación Civil de la capital del país.

 

Esto permitió al personal que efectuaba los diferentes cursos de formación realizar de manera práctica las actividades de cada especialidad, debido a que ahí se encontraba el soporte logístico principal de la Fuerza Aérea Mexicana, constituido por el 4º Escalón de Mantenimiento de Material Aéreo, el Depósito General Aéreo, la Sección Técnica de Implementos Bélicos de la Fuerza Aérea y el Laboratorio de Equipos de Medidas de Precisión, cuya infraestructura y tecnología era vanguardista en aquel tiempo; en suma, eran apoyos que no se tenían en el Colegio del Aire.

 

El primero de septiembre de 1982, debido a la creciente necesidad de la Fuerza Aérea por contar con sargentos especialistas en nuevas áreas, se incrementaron los cursos de formación de clases de abastecimiento de material y de armamento. El 1 de septiembre de 1990, con el propósito de acrecentar los conocimientos prácticos y el empleo de una gran infraestructura logística y operativa, se ordenó la reubicación de la escuela en sus nuevas instalaciones, ubicadas en la Base Aérea Militar No. 1, en Santa Lucía, Estado de México, donde aún permanece.

 

Esta publicación es un extracto del artículo "Las tropas especialistas de la Fuerza Aérea" del autor Manuel Á. Calvo Castillo, que se publicó íntegramente en la revista impresa de Relatos e Historias en México No. 100: http://relatosehistorias.mx/la-coleccion/100-cien-ediciones-contando-his...