• jueves, 25 de abril de 2019.

La inauguración de la Plaza México

Por: Jorge M. Rolland

Fecha: 5 de febrero de 1946.

Toreros: Luis Castro, el Soldado; Manuel Rodríguez, Manolete, y Luis Procuna. 

Toros: 1. Jardinero, cárdeno oscuro caribello; 2. Fresnillo, negro; 3. Gavioto, negro; 4. Gatillo, negro; 5. Peregrino, devuelto y sustituido por Monterillo; 6. Limonero, negro capacho.

Primera oreja de un torero extranjero: cortada por el español Manolete a Fresnillo.

Primera oreja de un torero mexicano: cortada por Luis Procuna a Gavioto. 

Primer par de banderillas y primer capotazo: por Román el Chato Guzmán. 

 

Un modelo para el mundo

El 3 de febrero de 1946, el arzobispo de México, Luis María Martínez, dio su bendición a la plaza y al ruedo en la víspera de la inauguración. Al concluir el acto comentó: “Conste que di la vuelta al ruedo antes que Manolete”. Dos días después se celebró la primera corrida del colosal recinto ante un lleno total, en la que alternaron Luis el Soldado Castro, Manuel Rodríguez, Manolete, y Luis Procuna, y se lidiaron seis toros de San Mateo.

Como muestra del impacto que causó esta construcción fuera de México, la Revista Nacional de Arquitectura, órgano del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, en su número 93-94 (1949), dedicado a las plazas de toros, incluyó un artículo de don Modesto, en el cual explicó la hechura de la obra. En la prestigiosa publicación se afirmó que “el alarde de ingeniería de esta magna obra, constituía un notable antecedente técnico en el mundo”.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “La inauguración de la Plaza México” del autor Jorge M. Rolland y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 93.

 

Si lo deseas, aquí puedes ver un video de la inauguración de la Plaza de Toros México.