• viernes, 24 de mayo de 2019.

Jueves santo

Se recuerdan los eventos de la vida de Jesús el día anterior a la crucifixión: la última cena pascual con sus 12 apóstoles, durante la cual bendice el pan y el vino (la Eucaristía) y anuncia la proximidad de su pasión; la oración de Jesús en el Huerto de los Olivos, la traición de Judas y la entrega de Jesús al Sanedrín.

 

En la misa del jueves santo los obispos consagran los óleos que se emplearán durante el año en los sacramentos del bautismo, confirmación, orden sacerdotal y unción de los enfermos. Después de la misa y los oficios, se coloca la Eucaristía (la hostia consagrada) en una custodia para que sea visible y sea adorada por los fieles. En este día se sigue la tradición de “la visita de las siete casas”, siete iglesias, para adorar la Eucaristía, que tiene como significado acompañar a Jesús en su ir y venir en la noche anterior a su muerte. 

 

En el Especial de Arqueología Mexicana, núemro 59.