• 24-oct-2020.

Agapito Treviño, alias Caballo Blanco

Legendarios y rebeldes bandidos

“En llegando a Monterrey con el dinero de la venta del único terreno que me quedaba fui asaltado, y en ese peligro invoqué al Niño de Atocha y al momento se apareció el ánima de Agapito Treviño, alias Caballo Blanco, y el asaltante huyó. Por tan grande beneficio doy infinitas gracias”.

 

La radionovela de Agapito Treviño, alias Caballo Blanco, se repitió también en varios países de Sudamérica a partir del exitoso libro del escritor neoleonés Pepe Peña, de 1941. Agapito fue un bandolero regiomontano fusilado en 1854 y terminó elevado a héroe mitológico regional por múltiples corridos compuestos muchos años después; la radionovela se transmitió en Monterrey cada dos años, unas cuarenta veces. Su idealización se afirmó en la película Cuando lloran los valientes, protagonizada por Pedro Infante y Blanca Estela Pavón, en la que los enredos amorosos y las traiciones, al mejor estilo western, consolidaron, no la realidad de la vida de Agapito, sino la presencia de la pareja de actores en el ánimo del público, que en seguida redituaría a los productores con las películas Nosotros los pobres y Los tres huastecos.

En un corrido que le canta Óscar Chávez se dice que Agapito mató de un balazo a un capitán de Rurales que quería llevarse a su novia, y así se convirtió en el bandido que robaba a los ricos y le daba a los pobres, hasta que un día lo agarraron dormido y lo fusilaron en la mañana. Pero la vida de Caballo Blanco es más prosaica, tal como fue descrita con acierto por Edmundo Derbez en la revista Atisbo (de historia regional de Nuevo León), en 2013.

Así nos enteramos, por los testimonios de sus acusadores en los juicios que le formaron, que era un bandido de muy poca monta, que no usaba pistola y ni siquiera un caballo blanco. No hay pruebas de que repartiera lo robado entre los pobres, ya que era muy poco el fruto de sus asaltos. Por ejemplo, le quitó el caballo a alguno, a otros les robó sus maletas de ropa, o unos costales con naranjas, a otro le quitó 17 pesos; a otro, 21 pesos, y a dos hermanos, 25 pesos de plata, según dijeron los acusadores. Hubo un herido en un asalto, y el doctor Gonzalitos dijo que el herido comentó que había sido Caballo Blanco.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #144 impresa o digital:

Bandidos Legendarios. Versión impresa.

Bandidos Legendarios. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre historias de Bandidos, dé clic en nuestra sección “Bandidos”.

 

Title Printed: 

Legendarios y rebeldes bandidos