• 24-oct-2020.

Retratos de la explotación infantil

Lewis Hine comenzó a colaborar en 1907 con el Comité Nacional de Trabajo Infantil (NCLC, por sus siglas en inglés) para conformar un expediente fotográfico y presentarlo al Congreso para impulsar una enmienda que pusiera fin a esa explotación.

 

Lewis Hine (1874-1940) trabajó como obrero en su juventud, y en 1901 ya era fotógrafo en la Escuela de Cultura Ética en Nueva York, en donde se dio cuenta del potencial de la fotografía como herramienta educativa. En 1907 comenzó a colaborar con el Comité Nacional de Trabajo Infantil (NCLC, por sus siglas en inglés) para conformar un expediente fotográfico y presentarlo al Congreso para impulsar una enmienda que pusiera fin a esa explotación.

Los dueños de los negocios le impedían retratar esa terrible realidad, por lo que para acceder a textilerías, minas y fábricas, asumía la apariencia de inspector de incendios, vendedor de Biblias o fotógrafo industrial de maquinarias.

Hasta 1917, viajó desde el noreste al sur profundo de Estados Unidos fotografiando niños que laboraban en condiciones extremas. Sus instantáneas ayudaron significativamente a despertar la conciencia de esa nación, y a pesar de las resistencias, en 1924 el Congreso estadounidense aprobó la Enmienda sobre Trabajo Infantil, aunque no fue ratificada por todos los estados. Lewis Hine se halla en el Salón de la Fama de la Fotografía Internacional, con sede en San Luis, Misuri.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #144 impresa o digital:

Bandidos Legendarios. Versión impresa.

Bandidos Legendarios. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre la historia de la fotografía, dé clic en nuestra sección “Fotografía”

 

Title Printed: 

Postal