• 30-jul-2021.

El vocero del magonismo

La Redacción

“Mexicanos: ¡a la guerra!”. Tal fue el grito de batalla de Regeneración en 1910. Era septiembre y los aires revolucionarios soplaban fuerte. Ricardo Flores Magón y sus seguidores se preparaban, sin temor y con esperanza, para el combate.

 

El camino para llegar hasta allí no había sido fácil. Desde hacía una década, Flores Magón había saltado a la escena pública con un periódico de carácter jurídico que, al poco tiempo y pese a la persecución del régimen porfirista, se convertiría en un reconocido impreso de lucha política y la principal arma propagandística de su movimiento.

LOS INICIOS

Pero empecemos por el principio: un estudiante de derecho y sus compañeros recorren el centro de Ciudad de México para protestar contra la tercera reelección consecutiva del presidente Porfirio Díaz. Es abril de 1892 y el oaxaqueño –paisano del primer mandatario– que apenas pasa los dieciocho años ha dejado las aulas de la Escuela de Jurisprudencia para tomar la calle junto a otros jóvenes.

Es el inicio de un movimiento estudiantil antirreeleccionista que en los siguientes días cobrará mayor fuerza en la capital del país, al grado de que será reprimido violentamente por las autoridades del régimen. El joven Ricardo Flores Magón forma parte de él, al igual que su hermano mayor Jesús, entonces de 21 años, y el menor de todos, Enrique, que acaba de llegar a sus quince primaveras.

En las semanas posteriores, los estudiantes no cejan en sus protestas, pese a la prohibición de organizar mítines políticos en las escuelas. En mayo, durante una manifestación, se enfrentan a la policía y luego son arrestados. Pero los jóvenes resisten y mantienen su movimiento, hasta que el día 16 la represión se endurece y decenas de ellos son detenidos, incluidos Jesús y Ricardo, quien se encontraba proclamando un discurso cuando dos revólveres sobre su pecho lo detuvieron en seco. Sería conducido a la azotea del Palacio Municipal, donde se encontró con otros estudiantes aprehendidos.

Así terminaba aquel pionero, aunque breve movimiento antirreeleccionista, en el que tuvo lugar el primer “ensayo tribunicio” –como él mismo lo definió– de Ricardo, pero también su bautizo de fuego en la lucha política. Muchos años después, recordaría su liberación en ese día: “Un populacho indignado me salvó, así como a cerca de sesenta estudiantes, de ser fusilados, amenazando [con] atacar el Palacio Municipal de la Ciudad de México en donde estábamos prisioneros”.

Esa generación de jóvenes de 1892 tenía muy presente la importancia de la prensa para dar voz a los opositores al porfirismo. Por ello, en sus manifestaciones hacían parada en las oficinas de los diarios que se habían mostrado críticos al gobierno, como El Monitor Republicano y El Hijo del Ahuizote (que años después dirigiría Ricardo). Esto también llevó a que uno de los líderes más distinguidos de ese grupo, Joaquín Clausell, fundara en febrero del año siguiente el diario El Demócrata, en el que colaboraría Jesús Flores Magón y trabajaría Ricardo como tipógrafo.

El Demócrata fue reconocido por dar a conocer los relatos sobre la masacre del ejército federal perpetrada contra los pobladores de Tomochic (Chihuahua) en octubre de 1892, los cuales fueron publicados de manera anónima por Heriberto Frías entre marzo y abril de 1893. Esto representó una afrenta para el gobierno porfirista que llevó al cierre del periódico y el encarcelamiento de editores y colaboradores, entre ellos Jesús, que se había convertido en el principal sostén de la familia luego de la muerte de su padre Teodoro Flores, ocurrida por esos días.

Así, en ese par de años, Ricardo se inició en la vida política pero también en la arena periodística como trabajador de los diarios El Demócrata y El Universal, así como de otras pequeñas publicaciones. Esa experiencia y la relevancia adjudicada a la prensa como formadora de la opinión pública lo llevarían años después a dar a luz su proyecto periodístico más importante: Regeneración.

 

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición #152 impresa o digital:

El anarquista Ricardo Flores Magón. Versión impresa.

El anarquista Ricardo Flores Magón. Versión digital.

 

Recomendaciones del editor:

Si desea saber más sobre Ricardo Flores Magón y su papel en la historia de México, dé clic en nuestra sección “Flores Magón”.

 

Title Printed: 

El vocero del magonismo