Nuestra tienda ofrece una alta calidad y certificados de medicamentos comprar viagra en México Un producto aprobado por la Oficina de control de alimentos y medicamentos (FDA).

  • martes, 21 de noviembre de 2017.

Plutarco Elías Calles

  • ¿Qué pasó durante la huida del presidente Venustiano Carranza por la Sierra Norte de Puebla?

    ¿Qué pasó durante la huida del presidente Venustiano Carranza por la Sierra Norte de Puebla?

    Testimonios de la ruta a Tlaxcalantongo
    Por: Miguel Ángel Andrade Rivera

    Venustiano Carranza deja Aljibes el 14 de mayo de 1920 –de acuerdo con Luis Cabrera– y se interna en la Sierra Norte de Puebla. Aunque sabe que su situación es crítica, pues viene perseguido por sus enemigos políticos, no demuestra contrariedad, ni desesperanza, ni enojo; viejo lobo de mar en las lides políticas, sabe que los que ayer fueron sus aliados hoy son sus enemigos, pero cree firmemente que puede recuperar el control del país y terminar su mandato constitucional. Sin embargo, caerá muerto.

  • El presidente Venustiano Carranza sale sereno y con el rostro inmutable a su cita con la muerte

    El presidente Venustiano Carranza sale sereno y con el rostro inmutable a su cita con la muerte

    Se abre el telón de la tragedia del presidente Carranza
    Por: Javier Villarreal Lozano

    Tras el Plan de Agua Prieta de abril de 1920, las defecciones en el bando de Venustiano Carranza provocaron un efecto dominó. Se acumulaban las adversidades: focos de insurrección encendidos en varias partes del país, fracaso del candidato que impulsaba, traiciones de amigos y colaboradores, un inocultable debilitamiento de su gabinete y los soldados de Pablo González cerrando el cerco sobre la capital. Para el 5 de mayo don Venustiano estaba perdido.

  • Magnicidio: el asesinato del presidente Venustiano Carranza en 1920

    Magnicidio: el asesinato del presidente Venustiano Carranza en 1920

    Crisis en el gobierno: el régimen carrancista se desmorona
    Por: Javier Villarreal Lozano

    Dueño de un agudo sentido de la oportunidad –timming, le llaman los anglófonos–, Venustiano Carranza hizo una mala lectura de la situación en 1919. Se entercó en concretar la idea expuesta por Francisco I. Madero y retomada por él: acabar de una vez por todas con el militarismo. El ascenso al poder del militar triunfador en turno había convertido casi un siglo de la historia de México en desesperante repetición de alzamientos, planes revolucionarios, cuartelazos y golpes de Estado. La única forma de romper ese círculo vicioso, estaba convencido, era abrir las puertas del despacho presidencial a un civil.

  • Don Abundio Elías Lucero, el pacífico tío de Plutarco Elías Calles

    Don Abundio Elías Lucero, el pacífico tío de Plutarco Elías Calles

    Por: Rosa Albina Garavito Elías

    La historia del niño Abundio es sólo una más de las que poblaron el imaginario de la sociedad fronteriza del norte de México en el siglo XIX. En aquel tiempo no era extraño ser raptado por los apaches, mucho menos permanecer a la defensiva ante la amenaza de esas tribus, o temblar apenas se oía el zumbido de las flechas al atravesar el aire. 

  • Tomás Garrido Canabal ¿Por qué el presidente Lázaro Cárdenas lo exilió a Costa Rica de 1935 a 1941?

    Tomás Garrido Canabal ¿Por qué el presidente Lázaro Cárdenas lo exilió a Costa Rica de 1935 a 1941?

    Por: Tomás F. Arias Castro

    Garrido Canabal era secretario de Agricultura cuando el presidente Lázaro Cárdenas decidió cesar a todo su gabinete para ponerle fin al poder del Jefe Máximo, Plutarco Elías Calles. Salió exiliado y llegó a Costa Rica en tiempos en que este excepcional país centroamericano vivía un periodo de estabilidad y bonanza, por lo que el también exgobernador de Tabasco aprovechó la situación para hacer grandes negocios.

  • El mito del padre Pro

    El mito del padre Pro

    Por: Carlos Martínez Assad

    El mito del padre Miguel Agustín Pro nació el día de su asesinato, el 23 de noviembre de 1927, cuando el general Roberto Cruz, por órdenes directas del presidente Plutarco Elías Calles, lo fusiló en la Inspección de Policía (donde hoy está el edificio de la Lotería Nacional), sobre la avenida Reforma de la ciudad de México. El mismo día fueron pasados por las armas el ingeniero Luis Segura Vilchis, Humberto Pro Juárez y Juan Antonio Tirado Arias. 

  • Pages