Nuestra tienda ofrece una alta calidad y certificados de medicamentos comprar viagra en México Un producto aprobado por la Oficina de control de alimentos y medicamentos (FDA).

  • domingo, 21 de enero de 2018.

Nace Sebastián Lerdo de Tejada

25 de abril de 1823
Por: Luis Arturo Salmerón

Este día, en la ciudad veracruzana de Xalapa, nació Sebastián Lerdo de Tejada, uno de los miembros más brillantes de la generación de la Reforma, ministro de Relaciones Exteriores durante buena parte del gobierno de Benito Juárez y presidente de la República de 1872 a 1876.

En su juventud, luego de pasar por el seminario, Lerdo de Tejada obtuvo el título de abogado. Después impartió clases por varios años, hasta que en 1852 fue nombrado rector del Colegio de San Ildefonso, una de las más importantes escuelas de educación superior de la época. En 1857, siendo presidente Ignacio Comonfort, se encargó por primera vez de la cartera de asuntos internacionales.

En 1861 fue electo diputado al Congreso, donde empezó su estrecha colaboración con el presidente Juárez. Después, en mayo de 1863, cuando los invasores franceses se acercaban a la Ciudad de México, el Congreso, presidido por Lerdo, le otorgó a don Benito facultades extraordinarias, con lo que pudo abandonar la capital y dirigir la resistencia a lo largo del país. En lo sucesivo, don Sebastián lo acompañó como titular del despacho de relaciones internacionales.

Después del triunfo de la república en 1867, fue canciller del gobierno juarista durante cuatro años más. Luego, debido a las intenciones del Benemérito de reelegirse en la presidencia en 1871, don Sebastián se distanció de él. Más tarde, la repentina muerte del mandatario en 1872, llevó a Lerdo, entonces al frente de la Suprema Corte, a la presidencia interina. Buena parte del país se unificó en torno suyo y ese mismo año resultó electo presidente constitucional.

Al final de su periodo intentó reelegirse, por lo que enfrentó la oposición de Porfirio Díaz, héroe de la guerra contra la invasión francesa, así como de José María Iglesias, su antiguo compañero de lucha.

El general Díaz se levantó en armas enarbolando el Plan de Tuxtepec. Al triunfar esta rebelión, Lerdo renunció a la presidencia y se exilió en Estados Unidos, de donde nunca quiso volver, hasta morir allá en 1889. Para entonces ya era presidente don Porfirio (y se había reelecto varias veces). El mandatario hizo traer su cuerpo y lo enterró con grandes honores en la Rotonda de los Hombres Ilustres, en la Ciudad de México. 

 

“Nace Sebastián Lerdo de Tejada” del autor Luis Arturo Salmerón y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 92.