Nuestra tienda ofrece una alta calidad y certificados de medicamentos comprar viagra en México Un producto aprobado por la Oficina de control de alimentos y medicamentos (FDA).

  • jueves, 25 de mayo de 2017.

Emilio "El Indio" Fernández

Por: Elena Poniatowska Amor

Elena Poniatowska entrevistó a “El Indio” en 1971 para el diario Novedades, en una casa llena de recuerdos y amores: su mítico refugio de la calle Dulce Olivia, en Coyoacán.

Incorporado a la cultura nacionalista de la posrevolución, Emilio Fernández Romo se convirtió en uno de los cineastas fundamentales de la Época de Oro del cine mexicano. Hijo de Emilio Fernández (coronel revolucionario) y Sara Romo (mujer de origen kikapú), “El Indio” nació en 1904 en Mineral del Hondo, municipio de Sabinas, Coahuila.

Muy joven se enroló en las tropas que respaldaron la rebelión de Adolfo de la Huerta contra el gobierno de Álvaro Obregón. Fue apresado, pero a los pocos meses se fugó para exiliarse en Estados Unidos. En Los Ángeles se ganó la vida como pudo hasta que, casualmente, trabajó como extra y doble de estrellas en Hollywood. Este encuentro con el cine se convertiría en su oficio y su destino.

La amnistía de Lázaro Cárdenas a los delahuertistas lo trae de nuevo al país. Conoce las películas de Sergei Eisenstein y sus imágenes para el proyecto ¡Que viva México! La influencia estética de este director ruso fue decisiva para “El Indio”, pues a partir de entonces exaltaría la belleza simbólica de lo mexicano y –a decir de él– “su inquietante dualidad: un pueblo de máscaras y de total transparencia”.

En 1934 Fernández actuó en Cruz diablo, de Fernando de Fuentes, y en Janitzio, de Carlos Navarro, su primer estelar. Junto a su carrera de actor, comenzó a escribir guiones, hasta que en 1941 debutó como director con La isla de la Pasión. Dos años más tarde, llegó su gran éxito: María Candelaria.

Al exaltar a la patria, sus filmes difundieron en el mundo lo “naturalmente mexicano” que conformó su estética fílmica: “Sólo existe un México, el que yo inventé”, llegó a decir.

A partir de los años sesenta aún dirigió algunas películas, sin embargo, su actividad comenzó a declinar. “El Indio” falleció en 1986, dejando su imagen unida a la de un México que había quedado en el pasado.

 

Esta publicación es un fragmento del artículo “El poder de la Masonería” de la autora Elena Díaz Miranda y se publicó íntegramente en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 38.

 

Si deseas consultar otras entradas asociadas a este tema semanal, haz clic en la etiqueta TS Actores y Actrices, en la barra inferior.