• Thursday, 26 de April de 2018.

Mayas

  • Pintura mural de la acrópolis maya Calakmul en Campeche

    Pintura mural de la acrópolis maya Calakmul en Campeche

    Pintura mural. Hombre sedente y par de mujeres, una de ellas carga una olla en la cabeza, la otra luce un vestido de fina gasa azul con glifos rojos y joyería en concha y jadeíta. Respecto al hombre que bebe, los jeroglíficos de arriba se leen como ul, "atole".

  • El tamal entre los mayas

    El tamal entre los mayas

    Por: Con texto e iconografía de Arqueología Mexicana

    Los productos más usuales para rellenar los tamales eran frijol, semillas de calabaza, venado, iguana, pescado, guisos de aves, flores de calabaza, chaya, chipilín, huevo.

  • Eclipses solares en el Códice Dresde de origen maya

    Eclipses solares en el Códice Dresde de origen maya

    El Dresde es uno de los códices prehispánicos que consigna y calcula de manera más completa los eclipses en su época. 

  • Manuel Cepeda Peraza

    Manuel Cepeda Peraza

    Por: Luis A. Salmerón

    Manuel Cepeda Peraza fue gobernador de Yucatán de 1867 a 1869, periodo en el que se fundó el Instituto Literario, antecedente de la universidad estatal; la Biblioteca Central de la entidad, que actualmente lleva su nombre; el Museo de Arqueología e Historia, y la Academia de Música.

  • ¿Los españoles engañaron a los indígenas con espejitos?

    ¿Los españoles engañaron a los indígenas con espejitos?

    Por: Daniel Díaz

    La idea del intercambio de objetos entre españoles y americanos que quedó arraigada en el imaginario occidental suele dar la idea de que los españoles sacaron ventaja de la “ingenuidad” de los americanos nativos al recibir oro, joyas y bienes preciados a cambio de sus baratijas.

  • Gonzalo Guerrero, el español conquistado por los mayas

    Gonzalo Guerrero, el español conquistado por los mayas

    Por: Dhyana A. Rodríguez Vargas

    Desde el pueblo de Akumal, Quintana Roo, la estatua de Gonzalo Guerrero parece desafiar el tiempo, contando sin palabras su historia. Vestido, peinado y tatuado como maya –aunque aún barbado– sostiene en su mano izquierda una lanza, mientras apoya la derecha de manera cariñosa sobre el rostro de uno de sus hijos, quien lo abraza de una rodilla. Atrás, su esposa Za’asil-Há amamanta al niño más pequeño y su hija juguetea con su otrora casco de guerrero español. Se encuentra, además, en postura de alerta, presto a defender a su familia de cualquier ataque y, asimismo, a la parte del mundo a la que ahora pertenece.

  • Pages