• martes, 21 de noviembre de 2017.

109. Magnicidio

Relatos e historias en México, núm. 109, septiembre de 2017

Magnicidio

El asesinato del presidente Venustiano Carranza en 1920

Javier Villarreal Lozano / Miguel Ángel Andrade Rivera

Derrotado en su natal Coahuila, de donde salió prácticamente huyendo, Carranza desplegó la suficiente habilidad política para construir un liderazgo nacional. El a primera vista imprudente desafío que lanzó a Victoriano Huerta y al Ejército federal en la hacienda de Guadalupe el 26 de marzo de 1913, al paso del tiempo sumó voluntades y ejércitos capaces de vencer al general golpista. Después superó con éxito el desconocimiento de los militares reunidos en la Convención de Aguascalientes. Apoyado en el brazo armado de Álvaro Obregón aniquiló a la hasta entonces invencible División del Norte y enrieló a la Revolución por la vía de las instituciones al promulgar la Constitución de 1917. Fueron siete años de ganar apuestas contra toda ley de probabilidades, pero allí estaba, en Palacio Nacional. Sin embargo, en 1919, al aproximarse la sucesión presidencial, perdería su última jugada... Eso le costó la vida.


Varios



Crisis en el gobierno

El régimen carrancista se desmorona

Javier Villarreal Lozano

Dueño de un agudo sentido de la oportunidad, Venustiano Carranza hizo una mala lectura de la situación en 1919. Se entercó en concretar la idea expuesta por Francisco I. Madero y retomada por él: acabar de una vez por todas con el militarismo. El ascenso al poder del militar triunfador en turno había convertido casi un siglo de la historia de México en desesperante repetición de alzamientos, planes revolucionarios, cuartelazos y golpes de Estado. La única forma de romper ese círculo vicioso, estaba convencido, era abrir las puertas del despacho presidencial a un civil.



Al encuentro con su destino

Se abre el telón de la tragedia del presidente Carranza

Javier Villarreal Lozano

Tras el Plan de Agua Prieta, de abril de 1920, las defecciones en el bando de Venustiano Carranza provocaron un efecto dominó. Se acumulaban las adversidades: focos de insurrección encendidos en varias partes del país, fracaso del candidato que impulsaba, traiciones de amigos y colaboradores, un inocultable debilitamiento de su gabinete y los soldados de Pablo González cerrando el cerco sobre la capital. Para el 5 de mayo don Venustiano estaba perdido.



Testimonios de la ruta a Tlaxcalantongo

Miguel Ángel Andrade Rivera

Venustiano Carranza deja Aljibes el 14 de mayo de 1920 –de acuerdo con Luis Cabrera– y se interna en la Sierra Norte de Puebla. Aunque sabe que su situación es crítica, pues viene perseguido por sus enemigos políticos, no demuestra contrariedad, ni desesperanza, ni enojo; viejo lobo de mar en las lides políticas, sabe que los que ayer fueron sus aliados hoy son sus enemigos, pero cree firmemente que puede recuperar el control del país y terminar su mandato constitucional. Sin embargo, caerá muerto.



Esclavitud y libertad de los afrodescendientes

En el México del siglo XIX

María Camila Díaz Casas

Las personas de origen africano llegaron a la Nueva España desde el siglo XVI como libres o esclavizados. Poblaron diferentes partes del virreinato y desempeñaron diversos oficios en casas familiares, minas, haciendas, instituciones pertenecientes a órdenes religiosas, obrajes, puertos y milicias, entre otros. En el siglo XIX ocurrió un cambio de orden político que paulatinamente generó rupturas con respecto al periodo virreinal, no obstante, la esclavitud continuó siendo una práctica legal hasta 1829, incluso en algunos territorios fue permitida hasta 1836.



La fuerza de los ferrocarrileros

La década histórica de 1948-1958

Cuauhtémoc Domínguez Nava

En 1948 inició un proceso de represión en contra del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) que buscaba eliminar su democracia y acabar con su cultura de protesta, pero sobre todo fulminar su independencia política, vigente por años en el siglo XX.



La innecesaria muerte de Emilio Carranza en 1928

José Medina González Dávila

Aquel 12 de julio, desde Carolina del Norte, comenzaron a enviar un perturbador mensaje: el avión del capitán Carranza no aterrizó a la hora prevista. La alarma cundió por todo Estados Unidos. Había salido de Nueva York pocas horas antes. Aun advertido de las pésimas condiciones climáticas, despegó embocando una fuerte tormenta. Así cumplía la terminante orden recibida desde México por el general Joaquín Amaro...



El legendario Cajeme

El misterioso líder guerrero de los yaquis en el siglo XIX

Manuel Hernández Salomón

Buena parte de la vida de Cajeme ha quedado en el misterio. Arropado por la historia y la leyenda, en el norte de México algunos lo recuerdan como un símbolo de lucha y resistencia, el adalid de la causa yaqui contra la intervención y los abusos del gobierno; en contraste, muchos de los suyos no lo bajan de traidor. Con base en testimonios locales y documentos de Sonora, Hernández Salomón contribuye a derribar algunos de los mitos e incógnitas en torno a este popular personaje.



Recuerdos del Zócalo (V)

Las inolvidables fiestas del Centenario de la Independencia en 1910

Isabel Tovar de Teresa/Magdalena Mas

Septiembre de 1910 se vistió de gala con las misiones extranjeras que, custodiadas por vistosas comitivas, eran recibidas oficialmente a las puertas de Palacio Nacional. Pero fueron tres eventos los que concentraron la atención internacional: el multitudinario desfile del día 15 que ofreció una vistosa y apretada síntesis de la historia de México, desde la fundación de Tenochtitlan hasta la consecución de la independencia; la ceremonia del Grito en el Zócalo, y el gran baile del Centenario.



La famosa Casa Serra fundada en 1906

Un centenario comercio para el arte en el centro de la Ciudad de México

Ricardo Cruz García

Frida se detiene frente al mostrador. Es imposible no voltear a verla: sus gruesas trenzas con chispeantes flores, sus tupidas cejas, sus ojos vivaces y melancólicos, su sonrisa embigotada, su colorido atuendo. Todo en ella llama la atención en este local que en 1906 abrió en uno de los callejones de Mesones, en la capital mexicana. Tras echar un vistazo a los anaqueles, recibe los materiales que llevará para seguir pintando sus cuadros plenos de una extraña fascinación o, quizá, iniciar una nueva obra.


Secciones



Los lectores dicen

 

Cartón del mes

Ya brincó la última tranca

Agustín Sánchez



Diario de Concha

Ya sabes que tu presencia completa el gozo que me cansan mis triunfos

Alfonso Miranda Márquez



Ayer y Hoy

La Alameda. El primer parque público virreinal

Guadalupe Lozada León



Libros

"Félix F. Palavicini. Constituyente de 1917"

Evelia Trejo Estrada

México, INEHRM, 2016

 

"Francisco Xavier Clavigero. Un humanista entre dos mundos. Entorno, pensamiento y presencia"

Ana Carolina Ibarra, Iván Escamilla González, Alfonso Alfaro y Arturo Reynoso (coords.)

México, FCE/UIA/IIH-UNAM/ITESO, 2015

 



Vamos al cine

El gran calavera

Marco A. Villa



En la Memoria

El 5 de septiembre de 1920 Álvaro Obregón es declarado presidente electo

Luis A. Salmerón



Cartografía Urbana

Mariano Arista (1802-1855)

Ponciano Arriaga (1811-1865)

Gerardo Díaz



Historia Deportiva

El primer gol en el estadio Azteca

Gerardo Díaz